A Puerta Cerrada 11

Bienvenidos, pasen,  ¿Cómo les fue de puente revolucionario?

Es cierto que muchos están pensando que no se tiene vergüenza están el país como esta y teniendo estos puentes cuando lo que mas se necesita es trabajar, pero los primeros que mueven a esto son los mismos ciudadanos.

Y es que en la mayoría de los casos el gobierno que tenemos es reflejo de lo que en las calles esta ocurriendo, jamás un gobierno corrupto vendría de una sociedad letrada o con valores fuertemente sólidos entre los que les votamos.

El ex magistrado de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Juventino Castro y Castro dijo una ocasión que teníamos una clase política de “quinta, ya que somos un pueblo de séptima” pues que no pedimos ni cuentas y mucho menos, que hagan su trabajo.

Es por ello que todos los ciudadanos se han quejado por impuestos o por la nula referencia favorable en los servicios que recibimos y decimos que todo el dinero se lo roba el gobierno.

Sentencias tan duras y fuertes solamente vienen de casas en las que se compra piratería, ropa que ingresó al país de contrabando y además, calzado que está acabando con los productores nacionales; en una familia donde el padre de la misma tiene un trabajo humilde de dónde saca unos centavos pero que cuando juega su equipo favorito o la selección nacional, simplemente nunca fallan las caguamas y el chicharrón aunque no haya para comprar los útiles de la escuela de los chamacos; y de la madre que tiene que hacer de lavandera o planchadora de otra casa, dice jamás le alcanza para todos servicios o la comida pero eso sí, cuando puede entra a la tanda o a la lotería electrónica de los sitios de juego que se han multiplicado como el que más.

¿Qué educación le están dando estos padres a sus dos hijos que están en la escuela primaria?, ¿Cuándo además cuando los padres discuten lo hacen frente a ellos y quizá el padre puede llegar o no a la violencia física?, que, ¿la sicológica no cuenta?

Y son esos padres de familia que no piden cuentas a los maestros que muchas veces ni siquiera son normalistas en la escuela de los hijos; maestros que no les conocen a los padres ya que ni ha las juntas de padre de familia van.

Ah pero que cuando hay un puente como este se quejan pero cuando no lo hay no dan de sí sino que el mínimo indispensable.

¿Esos son los mexicanos que estarán votando de forma consiente en el país de mañana en las urnas del pasado mañana y quizá sean candidatos con el paso del tiempo? O será mas fácil verlos como los mexicanos subdesarrollados que seguirán quejándose de México sin nada poner de su parte…

Qué bueno que no cerró la puerta, veamos si lo que dije alguien lo capto, ya que en México parece que a nadie se le da gusto, si hay puentes de descanso así, malo … pero si no lo hay, peor.

El Enigma
Analista consultor en riesgos financieros y económicos, editor en jefe de Solo-Opiniones

No se admiten más comentarios