A puerta cerrada – 9

Bienvenido, pase usted, ¿Cómo ha estado?, que bueno.

La inseguridad sin duda alguna tiene a México cada vez mas cercano a lo que pareciera una guerra civil entre buenos y malos, aquí la pregunta es, ¿Quiénes son cada cual?

En ciertas localidades cercanas a la frontera entre Jalisco y Michoacán, los capos de la droga se encargan de llevar comida, artículos de higiene personal y entretenimiento, a los moradores de las comunidades, así como garantizarles seguridad y castigando de manera muy fuerte a un vulgar ladrón.

En cambio, las fuerzas federales han llegado en sus camionetas con prepotencia y cazado a moradores de la zona, como si fueran ellos los criminales, por si acaso, algo saben.

Dígame usted, ¿Quién cree que sea socialmente aceptado aunque jurídicamente buscado?

Si bien la guerra contra el crimen organizado comenzó sin una estrategia en el mal llamado ya sexenio del presidente del empleo, va siendo hora de que nos e cometan errores que puedan irle restando credibilidad por parte de la ciudadanía a instituciones como el ejercito.

La muerte de personas que en nada tenían que ver con carteles de la droga, pero que han sido confundidos, muertos, interrogados, etc. por parte de las fuerzas federales, los deja en exceso mal.

Recuerden, se recuerda 100 años un error pero 100 segundos un favor.

Ahora usted imagine a una persona que no tiene para vivir mas que un dólar y medio al día de salario (cuando bien le va) que reciba de manos de un narcotraficante de mediana o gran monta, usted decide; una despensa que le dura una semana y no le pide nada a cambio, ya que el discurso es “no teman de nosotros nada les vamos a hacer” ¿Cómo vera al gobierno?, ¿al ejercito?, ¿Qué me dice de la SSP Fed?

Es hora de ver en que se ha fallado y en que no, pero eso sí, que quede claro, el presidente Calderón parece ya se desentendió del país y esta viendo como en su partido el PAN, va perfilándose la elección de su dirigente para que el pueda colocar a quien será su delfin.

El Enigma
Analista consultor en riesgos financieros y económicos, editor en jefe de Solo-Opiniones

No se admiten más comentarios