Black Mirror. Miedo, terror… porque es hoy.

Black mirror. Miedo cotidiano.

Black mirror. Miedo cotidiano.

Ya les he comentado que NETFLIX es un gran creador de contenido original, con series como Sense8 y Grace and Frankie. Pues bien, la recomendación de hoy los va a atrapar… si se atreven a vencer el miedo.

Black Mirror es una antología de cuentos de entre 45 y 90 minutos. Excelentemente producida -con acento y actuaciones de corte británico- tiene un elemento en común. Todos los relatos tienen que ver con un mundo cercano al actual, en el que la tecnología está altamente presente en nuestras vidas.

En temporadas anteriores, preguntaron qué pasaría si tuviéramos un candidato a diputado que fuera un avatar. Un oso de caricatura. ¿Ventajas? Puede decir lo que sea, tener los mejores asesores y “cualquiera” podría ser el titiritero. Puede jugar con humor o sarcasmo, o ser sumamente serio o agresivo. Hagan de cuenta que perfilaban a Donald Trump y su “experimento” de campaña fuera de la realidad.

¿Podrías vivir con un replicante de un ser querido? Es decir, que la personalidad fuera reinterpretada por una Inteligencia Artificial, para lograr un clon casi perfecto del difunto. El problema es, ¿Qué tan real es? ¿Podrías enamorarte de él?

Black Mirror: Miedo, terror… porque es hoy.

Pues esta tercera temporada retoma la hipótesis de la serie, y la lleva un paso más atrás. Yo les confieso que no puedo verlos sin dejar de sentir zozobra. Digo, a final de cuentas, es tan cerca que muy probablemente será el mundo en que vivirán nuestros hijos… y tal vez nosotros mismos.

¿Se imaginan un mundo en el que la calificación que tienes en tus redes sociales determinen dónde puedes vivir,  cómo puedes viajar y hasta dónde puedes entrar? Pero que no solo voten tus amigos, sino el tipo que te vende el café, el despachador de gasolina, el personal de una aerolínea al abordar… Y que cada calificación mejore o empeore tu ranking. Sería terrible -aunque nos guste de entrada-.

O qué pasaría si a los soldados les implantaran sistemas que les permitan ver de noche, comunicarse directamente con compañeros de unidad… pero también alterar su percepción de la realidad. Que no pudieran ver cuándo matan a alguien. Que no huelan la sangre ni escuchen los gritos. ¿Serían mejores, peores o iguales? ¿Más humanos o más bestiales? Ese es el tipo de hipótesis detrás de los relatos de Black Mirror.

Los dejo con el corto oficial de la tercera temporada. Deben verla en cuánto puedan. Aunque, al final, les gane el miedo a lo que viene.

.

Imagen de hoy: Pablo Fernández via Compfight y video desde YouTube.

Calif. 3.00 de 5 posibles
Tagged , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.