Caminos distintos. ¿Cuál seguir?

Caminos distintos. ¿Cuál seguir?

Caminos distintos. ¿Cuál seguir?

Cuándo tienes distintos caminos ante ti, ¿Cuál debes seguir? ¿El más directo a tus metas? ¿El que ofrezca el mejor camino? ¿El que sea más cómodo, o más seguro? ¿El más aventurero e interesante? No es  una pregunta fácil de responder.

En la vida, muchas veces es necesario hacer “lo que tienes que hacer”. En tanto que otras es “lo que debes hacer”. Y no falta la ocasión de hacer “lo que quieres hacer”.  Si el “tener”, “deber” y “querer” hacer coinciden, ¡Magnífico! La decisión es clara y sencilla. Si dos están reunidos, al menos tienes claros favoritos. El problema es cuándo cada uno va por una ruta diferente, y debes tratar de elegir lo mejor para ti, para los demás; en el corto plazo y en el largo plazo. No siempre es fácil.

Caminos independientes.

Muchas veces a lo largo de mi vida profesional, la decisión fue sencilla. “Haz lo que el jefe ordene”. Punto. Sin discusión, sin reflexión -y, a veces, sin ganas-. Si, había ocasiones en que tenías que decir que la decisión era errónea, pero al final vencía la disciplina. Aunque tuvieras que rehacer lo que se hizo que estaba mal.

Pero ahora que mi destino pasa por mis propias decisiones, cada toma de decisión se vuelve más complicada. ¿A qué debes asignar tu tiempo? ¿A qué tu dinero? Difícil en verdad.

Por ejemplo, muchos lectores me han pedido que prefieren que tenga libros “en papel”, porque los e-books no les gustan del todo. Así que una opción es ofrecer más libros en papel. Pero hacerlo vía Amazon lleva a que, tras la composición, tarde un mes en llegar la prueba y otra semana más en estar a la venta. Es decir, unas seis semanas de espera. Si la edición la hago con mi proveedor habitual puedo tenerla en una semana… pero requiero pagar el tiraje de un jalón.

Por el alto costo de los envíos desde Amazon -vale más el flete que el libro- me conviene pedir tres o cuatro libros a la vez. Pero eso implica esperar a que tenga tres o cuatro libros montados y listos para imprimir… Lo que puede tomar un par de semanas más.

 

Ayúdame con una encuesta

¿Debo avanzar en las traducciones o en escribir material nuevo? ¿Vale la pena incluir las recopilaciones del blog en el catálogo nuevo de libros impresos o dejarlas solo en digital? En el NaNoWriMo, ¿Trabajaré la tercer parte de “Clara Sandra solía soñar” o una historia original? Decisiones, decisiones complicadas.

Y como eso, hay otros proyectos que se complican un poco. ¿Debo avanzar con las visitas guiadas de “el tesoro de Cuauhtémoc” o debo primero tener el libro impreso a la venta y darles tiempo para que lo lean, o hay que ir a las visitas y luego ofrecer el libro?

Así que… Lo mejor es preguntarles a Ustedes, mis lectores. ¿Me ayudan? Es rápida, 10 preguntas de opción múltiple que les tomará menos de 3 minutos en contestar. La liga está aquí o  bien copien y peguen en su navegador la siguiente dirección: https://es.surveymonkey.com/r/DFYZDWF Gracias de antemano.

 

 

 

Imagen de hoy Creative Commons License Dean Hochman via Compfight

No se admiten más comentarios