Cartas Cadena…

Me hicieron reir y reflexionar dos  cartas cadena que aterrizaron en mi buzón.

Sabiduría India. Bella sin duda. ¿Útil?

Sabiduría India. Bella sin duda. ¿Útil?

Una dice contener las cuatro leyes de la espiritualidad de la India.

“La persona que llega es la persona correcta”;

“Lo que sucede es la única cosa que podía haber sucedido”;

“En cualquier momento que comience es el momento correcto”;

“Cuando algo termina, termina”.

Parece que al seguir estos cuatro consejos se logra un nivel de aceptación y de fatalismo tal que nada te molesta. Es una buena vía para la iluminación.

De acuerdo a ello, conoces a alguien porque tenías que conocerlo. Pasaste un dolor porque tenías que pasarlo. No sufrirás de aprehensión o sufrimiento, porque todo llega en el lugar adecuado, y tampoco padecerás el apego, que según la tradición budista es la base de todo dolor y sufrimiento. Suena bastante correcto, supongo que es difícil de vivirse. Por otra parte, dice que haciendo eso, amando, y dejándote llevar serás feliz y vivirás en total paz. Por supuesto, la condición además de adoptar la filosofía es remitir 20 copias en cinco minutos a tus contactos. Si no lo haces, en lugar de paz tendrás dolor y sufrimiento.

Antes de decidirme a reenviar la presentación adjunta a la carta, abrí otra. Esta era mucho más efectiva. Decía, palabras más o menos: “A todos los amigos que me mandaron cartas cadena para atraer el amor, la felicidad y el dinero durante 2010, les informo que NO FUNCIONARON. Así que desde este año en lugar de cartas cadena sólo aceptaré efectivo o vales de despensa. No me envíen nada más para atraer fortuna y dinero, porque no lo recibiré. Gracias”.

Dicho lo cual, borré ambos correos y escribí este post. Porque, al final, ambos tienen su parte de sabiduría… Pero hay que saber cuándo estamos listos para recibirla.

No se admiten más comentarios