Con un poco de ayuda de mis amigos…

¡Apoyémonos!

¡Apoyémonos!

Entre las canciones de Los Beatles sólo hay una que cantaba Ringo Starr y que tuvo éxito. Se trata de “con un poco de ayuda de mis amigos” (o With a little help of my friends). En ella narra la desventura de alguien que canta desafinado -y vaya que Ringo está en su papel- y que puede lograr las cosas precisamente porque lo apoyan sus amigos.

El comentario viene a colación porque, como han visto, Dichos y Bichos anda medio lentón aún. Tengo tres o cuatro post en el tintero, que no he podido terminar; pero que lanzaré a la brevedad -entre ellos, los de la serie de los presidentes de EE.UU. y el comentario del libro de Velasco Piña.

Lo cierto es que verán mucho más movimiento aquí, “con un poco de ayuda de mis amigos”: Vuelve la columna “A Puerta Cerrada” de El Enigma, colaborará también el primer blogguero de México que sigue activo, Carlos Bazán, ambos de manera regular, y ocasionalmente otros amigos estarán compartiendo su experiencia del viaje de la vida. Así que… además de darles las gracias, les invito a cantar conmigo y con dos de Los Beatles- festejando que tendremos un poco de ayuda de nuestros amigos, aquí también.

.

.

No se admiten más comentarios