Descargar tu rutina es buena idea

Descargar tu rutina

Descargar tu rutina

Me encontré hace poco con un texto en el blog de Tim Ferris, “Por qué necesitas una fase de descarga en la vida” (pueden ver el original en inglés en “why you need a “deloading” phase in life“) y me gustó el concepto, no sólo porque hace mucho sentido, sino porque justamente es el tipo de situación en que me encuentro ahora.

La idea central no es del todo nueva y ya la habría tratado en “Rutinas y vacaciones“: a veces hacer lo mismo que haces, con menos estrés, o sin presión de tiempo, o en otro lugar o a otro ritmo basta para reducir la presión y hacer que las cosas sean diferentes -o al menos se perciban diferentes-. Y eso puede hacer una gran diferencia en la calidad de tu vida.

Tal vez la mayor diferencia en la propuesta de Tim Ferris es que acompaña ese proceso con escribir, sea en su diario o en su cuaderno de notas, reflexiones que acompañan el proceso de “descarga” o desintoxicación de que nos habla. Y así el proceso da mejores resultados.

Descargar tu rutina.

¿En qué consiste el hecho? Bueno, Ferris señala que tomó el término prestado de los entrenamientos físicos, en los que ocasionalmente se incluye una semana de “descargar tu rutina”, en la cual se trabaja menos y de forma diferente a tu rutina habitual de la semana. La idea es que el cuerpo se “desacostumbre”, suavice las resistencias a los cambios y se cargue de energía para poder iniciar una rutina más intensa un poco más adelante. Digamos que lo “engañas” con una pausa para darle más duro tanto después.

Así que el recomienda tres acciones para descargar tu rutina:

  1. Hacer un “tiempo muerto” de una hora todas las mañanas para escribir en su diario y tomar el the, sin ninguna otra presión o compromiso.
  2. Bloquear la mañana de los miércoles para hacer trabajo creativo ininterrumpido, de 9 am a 2 pm. Es, por ejemplo, cuándo graba sus podcasts.
  3. Sábados “sin pantalla”, en que sólo utiliza el celular para enviar SMS si tiene citas que coordinar y la aplicación de mapas. Ninguna navegación, correo o nada similar.
  4. Unas minivacaciones cuatro veces al año para desconectarse un par de días -más el fin de semana-.

La verdad es que no suena mal, y lo único que me espantaría es el “día sin conexión”: Típicamente recibo unos 100 correos en promedio al día, por lo que dejar que se acumulen me espantaría mucho. Pero creo que puedo hacer algo similar.

Sin embargo, mi rutina tiene algunas similitudes y diferencias:

  1. Empezar el día con una meditación de unos 20 minutos.
  2. Tras dejar a los niños en la escuela, escribir para los blogs un par de horas.
  3. Desconectarme unos 30 minutos, ya sea caminando o haciendo otras cosas.
  4. Escribir un par de horas más, para libros, artículos o conferencias.
  5. Leer al menos 15 minutos al día y ver una conferencia TED (de 8 a 20 minutos)
  6. Hacer ejercicio, 10,000 pasos y a veces una rutina de Qui-Gong (no siempre lo logro).

En el último punto, Tai-Chi o Qui-Gong son cosas que he realizado intermitentemente desde los quince años; la dificultad está en que hay que hacerlo antes de comer y típicamente me alcanza la cena -la hora o el hambre o ambas- antes de poderlo hacer, y luego debería esperar tres horas, por lo que despierto a toda la casa si pongo mi pista.

En contraste, con lo de la meditación llevo una racha ininterrumpida de 435 días -desde que llevo registro-. Y espero seguir así. Lo importante es saber que hacer. Además, otro “truco” que hago desde hace mucho es no traer reloj de pulso. Si necesito saber la hora, celular o computadora tienen uno integrado -y hasta con alarmas-. Así que no tengo que estar viendo el reloj a cada rato, lo que me estresa mucho menos.

Además, este inicio de mes es un buen momento para replantearte los propósitos de año nuevo que no has arrancado o los que ya diste de baja pero son rescatables. Así que… Es hora de apurarse a volver al buen camino y hacer las cosas mejor.

Tim Ferris reporta que, desde que aplica sus hábitos rompe rutina para descargar presión está un 50% menos presionado y logra más cosas. Creo que es una buena combinación. Y tú ¿Qué hábitos tienes para descargar tus rutinas? Escríbenos en los comentarios cuáles son tus “rituales” para romper la inercia y la monotonía de la vida laboral.

Imagen de hoy Creative Commons License Marco Verch via Compfight

No se admiten más comentarios