Don Gato regresa al cine

Don Gato regresa al cine

Don Gato regresa al cine

Con la novedad de que Don Gato regresa al cine. Este personaje que hizo las delicias de los niños de mi generación en la televisión en los años de la década de 1970 y 1980 está de vuelta, ahora presentado por los estudios mexicanos Ánima Estudios.

La verdad es que Don Gato originalmente fue un fracaso para los estudios Hanna-Barbera, al grado que sólo produjo 30 episodios entre 1961 y 1962. Sucede que una pandilla de gatos callejeros en Manhattan, liderados por lo que podrías llamar un “ladino” quien busca siempre una forma de ganar dinero sin trabajar o “buscando al tonto que está dispuesto a darte dinero; no es robar, es encontrar una razón para que te lo den”, como decía el personaje, no gustó mucho al público de EE.UU. Hasta que  se hizo el doblaje a la mexicana… y entonces se volvió un hitazo en América Latina y una caricatura constantemente presente en Canal 5.

Pues Ánima Estudios ya había realizado una versión de Don Gato y sus amigos en 2011 en coproducción con Argentina, y si bien tuvo éxito en taquilla, a la crítica no le gustó. En esta ocasión hicieron mancuerna con unos estudios de la India y en lugar de hacer dibujos animados parecidos a los originales realizaron unas animaciones por computadora renderizadas en 3-D que funcionan bastante bien.

La historia de “Don Gato el inicio de la Pandilla”.

Esta historia es la precuela, de cómo inicia la Pandilla de Don Gato. Por supuesto, aparecen los personajes clásicos de todos conocidos, más otros novedosos que le dan sentido a la historia. Se trata de que en el barrio dónde vivían hay un líder mafioso que no permite que nadie le haga competencia en las “estafas” y control de los negocios ilícitos, hasta que Don Gato se las ingenia para robarle unos diamantes que había robado. Encargado Benito Bodoque de cuidar el tesoro, éste lo pierde. Y entonces Don Gato tendrá que recuperar la confianza en su “nuevo” amigo y escapar a la persecución del villano, ingeniándoselas para conocer en el camino al resto de la pandilla.

La verdad es que la película apela al mercado de la nostalgia: aquellos que fuimos niños y vimos Don Gato hasta el cansancio -porque recordemos que no había televisión por cable o por satélite de manera extendida en esos tiempos, y todos veíamos el único canal de televisión abierta enfocado en caricaturas, el Canal 5- y que ahora podemos ir con nuestros hijos. Ese nicho está bien atendido: el cuidado del doblaje, la fidelidad de los personajes viejos a las tramas originales funcionan bien. Se toman algunas licencias, pero son las adecuadas para mantener una historia vigente.

Lo más destacable es la técnica de animación: muy bien lograda y visualmente atractiva. Don Gato y su pandilla están bien trabajados, las texturas están padres y se ve una buena animación, muy fluida en general. Al ver los créditos, notamos por qué: el aspecto creativo, el guión, las voces y demás lo hicieron los mexicanos de Ánima; la parte técnica, la animación por computadora se hizo en la India. Y es una combinación que puede funcionar bastante bien, visto el resultado.

Lo curioso es que los niños, míos y ajenos, no se conectaron al 100% a la película, a pesar de que tenían algunas referencias como antecedentes. Han visto los episodios originales de Don Gato conmigo alguna vez, y si bien algunos les gustan (“Rayo Arabela… Arabela Rayo… es un final de foto, de fotografía…”) y les encanta que haga la voz de Benito Bodoque, en esta función no llegaron al extremo de quererse salir, pero si de preguntar “¿Cuánto falta?” al menos un par de veces. Pero si hubieron al menos un par de familias que salieron antes de acabar.

Es decir, es una película para niños que no acaba de convencer a los niños. Es una película para que los adultos que fuimos niños nos reconectemos con nuestra infancia. En ese sentido, es un buen trabajo. Pero para divertir a los menores, la tareas está fallida. Además de que los “product placement” de ciertos donantes del Fideicomiso que hizo la película me parecen un exceso (¿Grúas de Grupo Indi, tiendas de Office Max o de Bath and Beynd en Nueva York? ¿Don Gato y sus amigos parándose frente a ellas por casi cinco segundos? Me pareció un exceso… tal vez necesario, pero un exceso).

En resumen… Don Gato clasificación “C”

Como dije en la #AcademiaTuitera de cine, mi recomendación es vayan, véanla… pero no esperen mucha diversión infantil. Tal vez conviene en una matinée, un miércoles o con boletos gratis, es decir, a precio reducido. “Don Gato el inicio de la Pandilla” es una película clasificación “C”: para adultos nostálgicos principalmente… o con un poco de coraje de ver que los niños no la pescan totalmente.

Si creemos que hará un buen papel en taquilla, y tendrá crítica menos severa que las anteriores. Y si, también creemos que Ánima Estudios tiene potencial de crecer más con sus producciones originales (como La Leyenda de la llorona y La leyenda de las momias de Guanajuato) y con franquicias como ésta (y la Familia Telerín o Santos vs. la Tetona Mendoza). Le deseamos éxito al equipo de Ánima Estudios, y espero que mejore los temas que deja pendientes en esta entrega de Don Gato. Por lo pronto, acá les dejo el trailer:

..

Sitio oficial: http://dongatoysupandilla.com/

Imagen de hoy Creative Commons License Elliott Brown via Compfight y es foto de una pastelería en Nueva York, no de la película. 😉

No se admiten más comentarios