Hablando con un suicida bloggero

La semana anterior platicaba con un buen amigo cuyo blog he seguido ya por unos tres años. Me gusta lo que publica, su visión y su enfoque. Comentábamos que en estos tres años ya había llegado a las cinco mil visitas. Eso es muy bueno, sin duda. Me comentó que recién había visto mi nuevo blog, que le había gustado y que me deseaba suerte. “¿Cuántas visitas llevas?”, me dijo. “Bueno,  en ambas versiones del blog, la anterior y esta… unas tres mil”. No hay mucho truco: participé en el Reto #Blog30 (que en un sólo día me atrajo más tráfico del que genera mi amigo en un mes), estoy publicando diario, y enfatizo el hecho de que los lectores puedan suscribirse de distintas maneras.

Me dio la impresión de que mi amigo quería suicidarse: de seguir al ritmo actual, podré rebasar sus visitas de tres años en un par de meses. La principal diferencia es que él escribe “para él”, y yo busco también ser leído. Como suele decir Robert Kiyosaky:

“No es igual ser un buen escritor que ser un escritor de best sellers. Yo escribo best sellers. Y si además a alguien le gusta como escribo, magnífico.”

Bueno. Para aquellos de ustedes que quieran promover sus blogs, (y porque me hizo recordarlo mi buen amigo) los invito a descargar el reporte especial “Talking down a suicidal blogger” de inmediato, y encontrar algunas herramientas útiles en él, particularmente si, como yo, van empezando en esto del “blogging”, pero quieren crecer rápido. Y les pediría que recomienden y comenten esta entrada. ¡¡Gracias!!

Un comentario

  1. Olvidé en el texto decirles que, además del e-book gratis que pueden descargar, hay una herramienta que puede serles muy útil: su autor le denomina Subscriber Magnet y creo que vale la pena revisarla. (De hecho, la utilizo en este blog… Ya la habrán notado. Y si no la notan, pero funciona… ¡con eso basta!).

    Les recomiendo que la analicen. Es buena opción.

    Saludos,

    Gonzalo.

No se admiten más comentarios