Krave: está grave

Krave, de Kellogg's

Krave, de Kellogg's


Hay una pregunta que siempre me intriga. ¿Cómo haces crecer un mercado que ya está maduro? Hay dos formas: haciendo que más personas entren al mismo, sea porque crece la población o porque personas que no compraban se decidan a comprar, o bien haciendo que los que compraban otro producto, preferentemente de la competencia, prefieran comprar el tuyo.

Yo confieso que tengo una gran debilidad por ser un “early adopter”, particularmente en líneas de alimentos. Esto es, si un producto dice “nuevo” (y en verdad es nuevo, no sólo mejorado o con nuevo empaque) procuro probarlo a la brevedad. Rara vez me lo quedo, pero no dejo de hacerlo.
Un ejemplo de ello son las horchatas de fresa y de melón de las que platicamos hace poco por acá, con la reflexión Horchata es horchata y con la descripción de la La horchata de fresa.

En esta ocasión les quiero contar del nuevo cereal de Kellogg’s, Krave. Tiene una fuerte campaña en medios respecto a que “el chocolate se está escondiendo”, y con una imagen un tanto tétrica. El empaque, que pueden ver ilustrado arriba, tiene el énfasis de almohadillas con ojos chocolatosos medio macabros. Tal vez porque está enfocado al mercado adolescente, pero la imagen no es precisamente “infantil” o adulta. Al más pequeño de los hijos le parece que está enojado o peleando; a ambos les dio curiosidad pero sólo el pequeño le gustaron… secos.

El producto en cuestión son almohadillas de avena integral, trigo y arroz con un relleno chocolatoso tipo pasta de avellana. Debo confesar que la textura inicial no es la mejor, pues se siente áspera e insípida. Al morderlos la pasta de chocolate la complementa bastante bien. Al ponerlos en la leche, a diferencia de otros productos de la misma marca y de su competencia (Nestlé Quick o Chococrispis de Kelloggs), no altera el sabor de la misma y tienden a reblandecerse en exceso, sin llegar a deshacerse. Los probé con leche fría y caliente, y de ninguna forma me gustaron totalmente.

Pero debo confesar que secos, como si fueran botana o snack están sabrosos. Truenan muy rico y la pasta de chocolate adquiere un mejor sabor. Si Kellogg’s quisiera mejorar este producto, habrá que ponerle “hilos de sabor” por fuera, sea de canela o de chocolate, que se disuelvan al humedecerlos.
Cabe destacar que la campaña en redes sociales promete ser un éxito, ya que pretenden hacer búsquedas de chocolate en la red y en eventos. En fin, que si se compra como alimento, lo recomiendo seco como snack. Y si se compra por la publicidad, no soy el nicho adolescente que pretende, pero puede hacer mucho ruido. Creo que está grave y será uno de esos productos que, si logra venderse, será a costa de otros productos de la misma marca. No desplazará a los competidores, y tampoco expandirá el mercado. Veremos si sobrevive en el mercado. Yo no lo volveré a comprar en tanto no tenga saborizante por fuera… o acaso en su presentación más pequeña (21 g) como botana. Mi recomendación es cómprenlo en la presentación de 180 gms., pruébenlo… y no dejen de comentarlo en el blog de Dichos y Bichos.

Calif. 4.00 de 5 posibles
Tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

One Response to Krave: está grave

  1. lizz says:

    Mi estimado Gonzalo probare esta sugerencia a ver que tal el sabor, saludos-