Lewinsky: Bullying global

Bill ClintonLlegas a la posición más importante del mundo. Tienes en tus manos la conducción de la nación más rica del planeta. Eres el líder político de una democracia de 320 millones de personas. Lograste tener un superávit en las finanzas públicas, hacer crecer la economía, acabar con varias guerras. Y, literalmente, todo el mundo, todo, habla… de tus hábitos sexuales. De qué haces con un puro. De cómo te gusta el sexo oral. De nueve encuentros íntimos con una becaria. Debe ser devastador. Al punto de que casi te hacen renunciar a la Presidencia. Hasta tu cuadro en la Galería Nacional tiene la sombra de un vestido azul manchado de semen. Y veinte años después… la anécdota te sigue a ti, y a tu esposa que quiere el mismo cargo y su reacción al escándalo sigue como tema de debate y la persigue. Es parte de tu historia que todos conocen y que nunca, jamás, te dejará en paz.

Pero… ¿Qué fue de “esa mujer”? ¿La becaria de 22 años que se enamoró de su jefe, que durante casi un año vivió un romance simulado, en que él le llamaba y le decía que quería verla… “esa mujer” que le practicó sexo oral inmediatamente después de una visita del presidente mexicano Ernesto Zedillo para hablar de la deuda mexicana tras la crisis de 1995… “esa mujer” cuyas transcripciones de llamadas con sus amigos fueron parte de un expediente legal a la vista de millones de personas en el mundo, al ser el primer caso judicial cuyo legajo se publicó en tiempo real en línea?

“Esa mujer” ha crecido, y ahora es la vocera global contra el Cyberbulling. Porque como bien dice “fui la primera persona cuya reputación fue destruida a nivel global en cosa de minutos… cometí un error, me enamoré de mi jefe. Pero díganme quién no ha cometido errores a los 22 años. El problema es que para miles de personas, yo era alguien a quien podían juzgar, de quien podían burlarse, que no tenía nada de dignidad…”

Al ser el primer expediente judicial publicado en línea, en un caso de tanta importancia -se calcula que en las primeras 24 horas desde su publicación tuvo  millones de visitas- justo cuándo el Internet estaba surgiendo como una fuerza global para el consumidor, fuera de las universidades, muchas personas lo comentaron en vivo, lo discutieron en masa.

Pero Mónica sobrevivió. No como otros casos, de menor impacto, que acabaron suicidándose. O que desaparecieron tras ver sus vidas destrozadas. Mónica siguió su vida y está impulsando ahora una agenda para atender a las personas, cada vez más numerosas, que sufren acoso o bullying en redes sociales. Y el problema no es menor y sigue creciendo. En su momento fue el “paciente cero” de un caso muy grave. Por ello, la plática de Mónica Lewinsky en TED es imperdible para entender estos temas, por qué el problema está creciendo y por qué requiere intervención inmediata.

 

.

Imagen de hoy World Economic Forum via Compfight. Video vía Ted.com

Calif. 3.67 de 5 posibles
Tagged , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.