Los dilemas de crecer

Crecer...

Crecer…

En verdad que hay dilemas al crecer. Y dilemas que implican tomar decisiones. Este blog está llegando a uno de esos momentos, y por ello les pido su colaboración para determinar qué sigue. Resulta que con más de 500 entradas y 700 comentarios (y el tráfico que eso genera) el proveedor de hospedaje ya no lo considera precisamente como un blog amateur, y eso implica que se “satura” el ancho de banda. En español coloquial, “tarda mucho” para que yo pueda editarlo y para que ustedes puedan verlo. Y si bien no es tan grave -un minuto en el peor de los casos para cargar totalmente- en este mundo de la inmediatez ha provocado que muchos visitantes de primera vez salgan antes de que se termine de cargar la página.

Por supuesto, hay cuatro posibles salidas: 1.- Achicarlo 2.- Cambiar de paquete de datos 3.- Cambiar de proveedor 4.- Aguantar con paciencia. La verdad es que el 1 y el 3 están fuera de la discusión (por ahora; el contrato es anual y faltan varios meses para la siguiente renovación y achicarlo… no es opción). Aguantar con paciencia es algo que podría hacerse… pero que impide el crecimiento futuro. Es decir, si los nuevos usuarios llegan y lo ven lento, se van y no se vuelven usuarios recurrentes.

La de cambiar paquete de datos tiene un revés: cuesta casi 5 veces más. Por supuesto, si estuviéramos monetizando el blog -cobrar por publicidad, acceso a ciertos contenidos o vendiendo productos- podría justificarse; pero la verdad es que no lo hacemos y tampoco estoy dispuesto a gastarle más… por ahora.

Así que, de las opciones disponibles, me interesa su opinión: ¿Cómo debemos crecer Dichos y Bichos? Les invito a contestar la siguiente encuesta y en una semana les comentaremos los resultados y la decisión que tomamos.

[poll id=’5′]

Imagen del día porCreative Commons License Kevin Dooley via Compfight

No se admiten más comentarios