Meditando: algo de técnica

Meditando: algo de técnica

Meditando: algo de técnica

Les comentaba en la entrada anterior que la meditación es una técnica que me ha ayudado a estar más tranquilo y enfocado en algunas tareas. Por supuesto lo difícil a ratos es levantarme media hora antes de lo que acostumbra para poder tener tiempo para empezar el día meditando, sin alterar el resto de la rutina o tener que apurar algunas de las tareas que me toca hacer en las mañanas. Prometí comentarles de qué manera pueden hacerlo, ya que algunos pasos son muy sencillos.

Por supuesto, disto mucho de ser un gurú, un profesional de la enseñanza de la meditación o un experto en el tema, pero más de un año y medio ininterrumpido meditando diariamente, varias lecturas sobre el tema y algunos ejercicios de meditación colectiva me permiten compartirles algunas de las estrategias que a mi me han funcionado.

Algunos pasos para vivir meditando.

1.- Usar una pista de meditación guiada. Me encontrado que las veces que la hago libremente, a veces cambia tanto la percepción del tiempo que me puedo pasar 40 minutos en lugar de los 15 que tengo destinados para ello. La pista musical y la descripción ayuda a que empiece y termine en el tiempo programado.

2.-  Tener un tema. La pista guiada ayuda a dar un tema o una introducción al por qué hacer la meditación del día y añade un mantra específico adecuado para lo que queremos considerar. Sin embargo en prácticas anteriores he visto que también hay mantras o frases cortas generales que puedes decidir tú mismo para poder completar tu meditación y que sirva como una banderilla para apoyarte en la tarea de quitar pensamientos conscientes de la mente.

3.- Cerrar los ojos. Esto parece obvio pero es una de los de las piezas clave: poder aislar lo más posible los sentidos y, dado que los oídos están al pendiente de la pista, cerrar los ojos es la mejor forma de aislarte del mundo exterior. Si no usas pista, trata también de “cerrar” los oídos, proyectando un poco tu mandíbula hacia arriba y atrás, lo que los limita un poco.

4.- Estar pendiente de tu cuerpo, no de tu mente.  Notarás que se agudiza el resto de tus percepciones una vez que limitas los sentidos principales. En particular la sensibilidad en la piel al frío o al calor y el olfato. Se pueden sentir con mayor intensidad cuando estás meditando. Tal vez por eso algunos utilizan inciensos como un complemento. Notarás no solo tu respiración, sino a veces tus músculos y tus órganos digestivos. Ponte atento.

5.-  Sigue tu respiración. Por lo general basta con seguir el ritmo natural pero hacerlo de manera consciente. Esto porque es una tarea que has hecho desde el primer minuto en que naciste hasta la fecha y el día que dejes de hacerla se acabará tu vida, así que simplemente estar consciente de cómo inhalar, retener, exhalar y pausar es suficiente para ayudarte a concentrarte y relajar la mente. Tal vez este es el paso más importante del proceso.

6.- Acallar ideas usando el mantra. El mantra te sirve para acallar ideas. por lo general lo asocias al ritmo de la respiración de tal manera que puedas a rápidamente incorporarlo a tu práctica. Cada vez que llega una idea que quiere distraerte… ¡pum, pum, pum! Le pegas unos mantrazos y con eso se elimina.

7.- No buscar nada en particular. lo relevante de la meditación es que precisamente busca alejarse de la racionalidad o del resultado.

Ayer les decía que Dan Millman ha escrito varios libros sobre el tema y en uno de ellos el personaje de Sócrates -su mentor- hace algo aparentemente loco -lo tira de un puente-. Repuesto de la caída, Dan lo encara y le dice: “¡estás loco, estás fuera de tu mente!” a lo que le contesta su maestro “… y eso toma toda una vida de práctica”.

Ese es el objetivo final y verás que si lo prácticas con constancia podrás llegar ese momento de presencia total y estar “fuera de la mente” incluso cuando manejas, cocinas o haces alguna otra tarea. Y ya les contaré en nuestra siguiente entrada sobre un estudio científico al respecto.
Imagen de hoy Landahlauts via Compfight

Calif. 3.00 de 5 posibles
Tagged , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

2 Responses to Meditando: algo de técnica

  1. Tinosoft says:

    La verdad esos 7 pasos en realidad deberían llamarse los siete métodos para hacer una buena meditación, yo he intentado meditar pero siempre ando contando los segundos que inhalo-exhalo que meditar en sí. Curiosamente yo no cierro los ojos, los entre-cierro, porque temo que me dormiré "mientras medito".
    My recent post La Guía del Starlight Stage デレステ

    • gjsuap says:

      Esa es también buena opción, entrecerrar los ojos. Y si, a ratos cuidar el "no hacer" hace que dejes de hacer lo que debes de hacer. También me pasa.