Millenium III. Aire y caídas


La reina en el palacio de las corrientes de aire es la tercera parte de “Millenium”, la trilogía de Stieg Larsson. Propiamente no es el final de la saga -que estaba planteada para diez tomos- pero es su final, dado que el autor entregó el manuscrito a su editor poco antes de morir. En ella, Larsson plantea un tema preocupante: ¿Quién espía a los espías del Servicio Secreto? Muchos pensamos que tras la caída de la Unión Soviética esos juegos habían terminado. Pero la vedad es que muchos gobiernos del mundo siguen contando con ellos… y muchos ni siquiera saben cómo operan estos organismos.

Al hospital Shalgrensa en Gotenburgo llegan dos personas seriamente heridos: una es la buscada asesina múltiple Lisbeth Salander, quien tiene un disparo en el cráneo y puede salvarse con una cirugía inmediata, la otra es el anciano Alexander Zalachenko, a quien Salander atacó con un hacha sin lograr matarlo.

Aún hospitalizada e inmóvil, Lisbeth Salander busca una venganza tanto contra los hombres concretos que quieren juzgarla o, peor aún, matarla, cuanto en contra del gobierno que casi le destroza la vida mediante una interpretación legal fallida. Pero para hacer eso la desconfiada joven debe encontrar en quién creer para que le represente en el juicio que le permitirá salvar su nombre o vivir en prisión muchos años, tarea que no será fácil.

Por supuesto, contará con la ayuda de Mikael Blomkstiv, quien hará lo posible a pesar de tener que lidiar contra el estado Sueco, una pandilla de motociclistas, la animadversión de la policía que se siente desplazada por el “periodista detective” y un grupo de agentes secretos que… no desean dejar de serlo.

Nuevamente, más allá de la trama a nivel novela, lo preocupante de los textos de la saga son los datos de contexto que se “pierden” como parte de la ambientación, y las reflexiones que provocan: ¿Quién controla a los espías? ¿Quién les da seguimiento y atención? ¿Hay instrucciones o autorizaciones que no se les han revocado porque no constaron por escrito y ya murieron quienes las dieron?

En este caso concreto, Larsson documenta parte de la trama en hechos reales de la historia reciente de Suecia: ¿La muerte del primer ministro Olof Palme tuvo participación del propio Servicio Secreto? ¿Era el expediente en su contra suficientemente preocupante como para considerarlo un riesgo a la nación? Interesante reflexión que provoca lo que dice sin decir dentro de las más de 850 páginas de esta novela.

Nuevamente, mi recomendación es que pueden conseguir el texto por menos de U$5 -usado- o comprarlo nuevo, aqui: La Reina en el Palacio de las Corrientes de Aire.  Mañana tendremos una última reflexión sobre este tema. Aunque también les invito a ver las entradas sobre los tomos Millenium I y Millenium II que hemos publicado anteriormente aquí.

Calif. 4.00 de 5 posibles
Tagged , , , , , , , . Bookmark the permalink.

2 Responses to Millenium III. Aire y caídas

  1. Lizz says:

    Por ello aquel dicho de "La realidad supera la ficción" y aplica en realidad creo se desconoce como operan esas organizaciones… misterios por descubrir… ahhaha ahora necesito leer estas novelas –

    • gjsuap says:

      Si ya te dio curiosidad leer el material, entonces hice bien mi trabajo aquí. Sé que te gustarán -aunque tienen fragmentos muy fuertes y pesados- No dejes de comentarnos de tus avances… Saludos.