Películas que no puedo dejar de ver…

Películas para ver y rever

Películas para ver y rever

Las redes sociales son la moderna versión de los “chismógrafos”, juego muy popular en los años 80. En ellos, circulábamos un cuaderno con 40, 50 o 100 preguntas de todo tema, y debías contestar. Recuerdos, momentos embarazosos, apodos, películas que te gustaban, libros que habías leído… Y conforme crecían las respuestas, se volvía a pasar y todos se enteraban de todos los datos de los demás. Como en las redes sociales de hoy, pero en un medio analógico y que se prestaba para auténticos chismes y algunos debates interesantes.

A la cuenta de Twitter (@gjsuap) me lanzaron un reto -dos veces-: Comenta cuatro películas que no te cansas de ver. ¡Uff! Un reto complicado: por ejemplo, hay películas que me parecen excelentes, pero que solo puedes ver una vez -El Juego o The Crying Game, por ejemplo-. Conocido el final, se devalúan. Otras, las he tenido que ver muchas veces, por mis hijos. Ya les había contado alguna vez que Cars 2 tiene el récord: en ese momento, 37 veces. Creo que cuando llegamos a 50… se aburrió mi hijo. Claro que era más como “telón de fondo” para jugar que sentarse a ver la película…

Algunas finalistas

Pienso en joyas visuales como “Matrix“, una película que me impactó, que fue la primera que tuve en DVD… y que, me confieso, me salí de la oficina para ir a ver la primera función -casi de matiné- el día de su estreno. Obvio, sin avisar. ¡Una actitud digna de Neo! O Titanic, la película filmada parcialmente en México, y la que más me ha hecho llorar en la vida. No por la película en si, sino porque al final “vi pasar mi vida frente a mis ojos” y supe muchas cosas malas que tenía que pasar. A moco tendido los 10 minutos de los créditos y algo más. Tremendo.

O bien, otras que de tan malas son buenas. Pienso en Kung-Fusión: una mezcla de película de época, artes marciales y versión china de programa de Chespirito… que aún así tiene 15 minutos de lo más memorable que he visto en la vida. Verdaderos diamantes en un montón de paja -y estiércol- y que, si logras vencer la fobia de ver a Doña Florinda china, valen la pena. Pero no la entendí hasta que  leí cierto libro sobre prácticas marciales orientales.

Acaso considero películas como Epitafio: una cosa sorprendente de cine mexicano, que, desafortunadamente, tuve que ver en un pequeño cine “alternativo” bastante raro, en que duró… seis funciones en un único fin de semana, y que no he encontrado a la venta aún. O Gravity; la única película de la que, al salir tras verla en 3D y habiendo somatizado toda, dije: “Acabo de ver un Óscar, seguro”. Pero con lágrimas en los ojos, y tan convencido que mucha gente que estaba en la fila decían: “¿De veras? ¿No es un churro mexicano?”.

Cerraría con ejemplos como  “Pídele al tiempo que vuelva“, “Más allá de los sueños” o “Un domingo cualquiera“. O algunas otras que me traen recuerdos especiales o me son significativas. Pero… decidí que el criterio sea mencionar películas que veo al menos una vez al año. Así que, primero en dos tandas de 4 en Twitter y luego otras dos para cerrar mi Top Ten, van mis recomendaciones.

Diez películas para ver y rever

Aquí les dejo el listado, en orden alfabético:

  1. 2001: Odisea del espacio.
  2. Contacto.
  3. El guerrero pacífico.
  4. El Padrino (I).
  5. Encantada.
  6. Gandhi.
  7. La llegada.
  8. La misión.
  9. Star Wars -la saga-.
  10. The Lego movie.

Ojo: Si hacen click sobre el póster de cada una, podrán ver el video de su trailer oficial. Si hacen click en la liga al final del comentario de cada una, podrán conseguirlas en formato digital -en venta o renta- o físico, en DVD o Blue-Ray en distintas ediciones. En algunos casos hay también libros u otro tipo de mercancía. Todas las ligas están desde Amazon -o Amazon México-. Espero que les guste esta recopilación, y se decidan a ver al menos una. No dejen de comentarnos las suyas, y si acaso alguna de éstas les interesó.

2001: Odisea del espacio

2001: Odisea del Espacio

2001: Odisea del Espacio

Primera no solo por el orden alfabético, sino porque es la primera película que recuerdo haber visto en el cine -no en su estreno a finales de los sesentas, sino en un festival cuándo tenía 5 años. Tanto le insistí a mis papás sobre el anuncio en el periódico, que me llevaron. No sólo no me dormí, sino que empezó un largo romance con el cine y con el espacio.

Dos motivos: Uno, el realismo de los efectos especiales y la visión de un mundo en el que viviría mi vida adulta. Dos, la computadora psicópata, HAL. Al final, en 2001 no tuvimos bases en la luna, estaciones espaciales de tipo turístico o viajes a Júpiter. Pero si algunos videoteléfonos, satélites y hombres en el espacio.

De otra parte, lo que me sigue impactando: La computadora tiene en su programa principal la instrucción de no mentirle a los hombres, por difícil que sea la situación. Pero en el programa de la misión tiene prohibido decirles que están buscando vida inteligente. ¿Cómo balancea dos instrucciones contradictorias? Simple: si no hay hombres, no tiene que decirles el secreto ni tiene que mentirles. Lógicamente, va matando a la tripulación. Imperdible película.

2001: Odisea del espacio -Distintos formatos-

Regresar al listado.

Contacto

Contacto

Contacto

Seguimos en el espacio. Cuenta con un guión de Carl Sagan -el mejor divulgador de la ciencia  a nivel popular en el Siglo XX-, creador de la serie “Cosmos”, que evolucionará a cosas tan notables como el Discovery Channel. Tiene una visión poética sobre la ciencia que se refleja maravillosamente en esta obra que, incluso, le mereció un premio Pulitzer.

¿Que pasaría si descubrimos vida extraterrestre? Religiones y poder político, dogmas y ciencia se verían sacudidos. Lo interesante es que los personajes principales, científica y teólogo, tienen que encontrar cómo manejar ese hecho duro que transforma al mundo al tiempo que cuidan su relación amorosa. Pero también exhibe los excesos de los ambiciosos, los poderosos, los megaricos y los fanáticos religiosos. Un gran ejemplo de pensamiento y tolerancia entre los diferentes, y de cómo poner límites a los malos. Además, una de las películas favoritas de mi hija mayor -la habremos visto una vez cada mes cuándo era pequeña-.

Contacto  -Distintos formatos-

Regresar al listado.

El guerrero pacífico

Peaceful Warrior

Peaceful Warrior

¿Qué les puedo decir? Ya le he hablado de Dan Milman, en quien se basa la anécdota real de la película. Un atleta universitario quien, mientras lucha por calificar a las Olimpiadas, sufre un accidente que lo incapacita. Pero encuentra un mentor, Sócrates, quien le hará encontrar la salud, la recuperación y un verdadero sentido de la vida.

Tras ver la película, leí casi todos los libros de Milman publicados a esa fecha; periódicamente revisito las lecciones claves y la veo entera al menos una vez al año. Y cada que puedo recuerdo una de sus lecciones clave: “¿Dónde estás? Aquí ¿Que fecha es? Ahora ¿Quién eres? Este momento”. Y confieso que, cuándo sigo su lección, mi vida o mis tareas mejoran radicalmente.

Creo que fue la primera película digital que conseguí, y la única que tenía montada en mi primer iPod, para ver los fragmentos cada que se requería.

Peaceful Warrior -Películas y libros-

Regresar al listado.

El Padrino (I)

El Padrino

El Padrino

Icónica desde 1972, todos la recordamos y la hemos visto. Las actuaciones de Marlon Brando y Al Pacino, la música, el guión, la historia, la ambientación… Y si bien las películas de la trilogía me gustan, la primera es la que no dejo de visitar una vez al año.

Dos lecciones me llevo: Vito Corleone, el hombre criminal que es más ético que muchas personas “más buenas” que él y el hecho de que la astucia vence a la fuerza. A pesar de que el destino persigue a Michael y no puede escapar de él. Una gran tragedia griega, en el sentido que de el destino es imposible de romperse… pero eliges el camino para llegar a él.

Cuándo Vito Corleone decide “no prestar” sus influencias políticas a los narcotraficantes, porque “la prostitución y el juego dañan a los adultos, sean obreros o pobres, pero las drogas atrapan a los jóvenes y a los niños y están mal”… lo matan sus opositores. El criminal ético que cae a manos de los agentes de la ley que son corruptos. Con este enfoque, vuélvanla a ver y notarán algo muy distinto.

Las otras dos películas son buenas… pero no tanto.

El Padrino -Distintos formatos-

Regresar al listado.

Encantada

Encantada

Encantada

¿Gusto culposo? Tal vez. La única de entre las muchas películas de Disney. La única de las variadas películas de princesas. Aún con sus defectos del ADN Disney -buenos muy buenos, malos muy malos, secuaces muy torpes- tiene algo que la cuelan aquí: mezcla de animación y vida real, nos muestra una lección fundamental: los cuentos de hadas no son perfectos. Pero la vida real no es terrible. La maduración de la princesa Giselle a ver el mal en el mundo es una joya. La actuación de Amy Adams es una joya. No sabía que un ser humano podía tomar poses -en particular con sus manos- tan contrarias al funcionamiento normal.

Para darles una idea del contexto: ¿Se imaginan la magia de Blanca Nieves o la Cenicienta en pleno Nueva York? Es decir, si canta pidiendo ayuda a los animales del bosque… llegarán palomas, ratas y cucarachas. Pero incluso esa fauna nociva puede hacer magia. Y el número musical en pleno Central Park, en el clásico estilo Disney desde Fantasía: círculos, patrones y caleidoscopios pero en Live Action es algo que vale la pena ver… aunque suene inverosímil.

En fin, una historia que invita a romper los cuentos de hadas pero a volver a creer en la magia del amor. Véanla… si se atreven.

Encantada -Distintos formatos-.

Regresar al listado.

Gandhi

Gandhi

Gandhi

La mejor película biográfica jamás filmada, a mi parecer. Cubriendo casi 60 años de la vida del Padre de la Independencia de la India, nos enseña cómo evoluciona de un abogado de tipo inglés radicado en Sudáfrica a ser el “Alma Grande” o Mahatma Gandhi, promotor de la no violencia, capaz de tejer su propia ropa y llevando “todo el amor a mi enemigo, pero todo el rechazo a su sistema”. Pero aunque el sea casi un santo, está rodado de políticos e intereses que saben que “no todo hombre tiene un Gandhi adentro” y deben actuar “para el mundo común”.

Vale verla a detalle. Los paisajes, la fotografía, la ambientación… Y la actuación de Ben Kingsley hacen que conmueva hasta las lágrimas e invite a ser mejor persona.

Gandhi -Distintos formatos- 

Regresar al listado.

La llegada

La Llegada

La Llegada

Esta película tiene un récord personal muy extraño: la película que más veces he visto en 48 horas. Siete veces completas y algunos ratos más. Sucede que no la pude ver en el cine; y cuándo salió en digital la renté en lugar de comprarla. Tenía 48 horas para usarla. Pues la usé en exceso: en inglés y español, con subtítulos en inglés y en español; completa, fragmentos una y otra vez…

Bien podría considerarse Contacto 2: llegan los extraterrestres, pero en la segunda década del tercer milenio, con las herramientas y la geopolítica actual. Con una visión más científica y detallada. ¿Cómo podríamos aprender un idioma extraterrestre? En fin. Es algo tremendamente retador, inspirador y provocativo. Y si, tiene a Amy Adams (¡La princesa de Encantada!) en el rol de la xenolignusita. Sin contar actores que hacen el mismo papel en distintas películas, es la única actriz que repite en este decálogo. Otra magnífica actuación.

Aclaración impertinente: Esas 48 horas mis hijos y mi señora estaban fuera de la ciudad; yo estaba terminando el borrador de “El hombre que dejó de soñar” y, propiamente, le estaba haciendo “inegniería inversa” a la película, porque me interesaba que la novela podría adaptase a cine en su momento. Y el manejo de muchas circunstancias podía servirme. Así que no era mera diversión…

Arrival – Distintos formatos-

Regresar al listado.

La misión

La Misión

La Misión

Los paisajes y la fotografía. La música de Ennio Morricone. El duelo de actuaciones de Jeremy Irons y Robert De Niro… grandes motivos para ver esta maravilla. Pero, sin duda, el mejor es el guión. Una gran historia basada en la historia del continente americano.

Los jesuitas fueron de las últimas ordenes en llegar a evangelizar. Y, entre otras cosas, les toca la frontera entre las posesiones españolas y portuguesas en lo que hoy es Brasil. Con un matiz: los españoles tienen leyes que prohíben la esclavitud -pero la practican-. Y los portugueses la realizan abiertamente. Sin embargo, los jesuitas tratan a los indios Guaraní como seres humanos con alma  y no con animales, y construyen unas granjas “comunistas” que ambas naciones ven con recelo.

El Papa envía a un obispo a dirimir la controversia. El superior jesuita es un hombre de fe profunda, pacifista y amoroso. Un antiguo esclavista ha pedido ser ordenado sacerdote, y al ver que el fallo papal será contrario a los jesuitas, decide resisitrse con las armas y la violencia. Ambos tienen sus motivos y sus formas de lucha. ¿Quién prevalece, la paz y la guerra, la superación o la aniquilación del otro? Gran debate moral que nos da una obra que hay que ver al menos una vez en la vida -o, como yo, cada año-.

La Misión -Distintos formatos-

Regresar al listado.

Star Wars -la saga-

Star Wars V

Star Wars V

Poco que decir: ya saben que si buscan “Star Wars” en este sitio y sus mil entradas, tendrán al menos 129 referencias distintas al tema. He insistido en que su música orquestal de corte clásico, su visión del taoísmo aplicado, el manejo de los efectos especiales y su magnífico guión hace que la saga -hoy por hoy de nueve películas más dos de animación y series de televisión- sea un clásico.

Pero de entre ellas, Star Wars V El Imperio Contraataca es mi favorita. Por la Marcha Imperial. Por la batalla en la nieve y en la ciudad de las nubes. Por la aparición de Yoda y por uno de los momentos icónicos en la historia del cine. Un momento que ni los actores sabían -porque se grabó en secreto, con un diálogo alternativo-. “Luke, yo soy tu padre” es LA frase de la saga. Y la explicación de Yoda sobre “La Fuerza” es Taoísmo magníficamente explicado. Pero, más que nada, porque es la primera película que recuerdo haber visto en que “ganan los malos”. La zozobra al salir del cine me duró como una semana, y me urgía que continuara pronto..

Y si: tengo las películas VHS (de la trilogía original), los DVD y los Blue-Ray (de Rouge One incluido); juguetes, pósters, espadas láser réplica y de juguete… Hice una fiesta temática sobre Star Wars. Me gusta. Así que la saga se ve completa al menos una vez al año… y el Episodio V una vez al trimestre. Y no, no es la mejor película del listado; pero sin duda es la que más veces he visto -después de Cars 2-.

Star Wars -Distintos formatos y mercancía variada-

Regresar al listado.

The Lego Movie

The Lego Movie

The Lego Movie

No, no está fuera de lugar la única animación que se mete a este Top 10. Y no es solo por su magnífica técnica de ejecución. O por el tema de “todo es increíble“, definitivamente la canción Pop más pegajosa de cine. No, no es por eso… Ni porque sea una re-creación de Matrix en el mundo Lego. La reseña original que hice de esta película pueden leerla aquí.

La historia, narrada decenas de veces ya, de cómo una persona normal y del montón logra volverse “el elegido” que es capaz de cambiar el mundo no es original. Pero su enfoque si: la verdad es que la cuentan de una forma muy diferente a lo que se ha hecho antes, en un enfoque que recuerda lo mismo el enfoque de la Kabbalah que el de “Conversaciones con Dios” o incluso el de la matemática de los fractales o el enfoque científico actual: mundos paralelos interconectados y múltiples dimensiones replicadas a escala.

Tres lecciones de la Kabbalah que están claramente presentes en la película: todos tenemos la obligación de mejorar el mundo; la creación del mundo es una tarea al alcance de todos: buscar al Creador es la tarea más importante a la que podemos dedicarnos.

Tres enfoques de “Conversaciones con Dios” que también aparecen: No hay momentos o personas ordinarias; somos co-creadores del bienestar de los demás; Dios es una réplica de nosotros a escala y lucha por autoconocerse a través de nuestra experiencia.

Debo confesar que la película de Lego me trajo botado de risa con tantos y tan buenos chistes; sorprendido con la estética visual y los efectos 3D; sus consejos para las relaciones padre-hijo y para entender el sentido de los juguetes. Además, me dejó entusiasmado con la historia y hubo un momento en que me hizo llorar por sus implicaciones místicas. Ya verán cuál es, pero en verdad me sorprendió bastante una película que esperaba como mero entretenimiento fuera un momento tan mágico.

The Lego Movie -Distintos formatos-

Regresar al listado.

En conclusión…

Recuerden que ahora pueden rentarlas o comprarlas en formato digital o bien en formatos físicos como DVD o Blue-Ray. Revisen la opción que más les agrade y no dejen de comentarnos sus opiniones al respecto.

Fuente de las imágenes: Cortesia internet

Deja un comentario