¿Por qué leerte?

Tanto por leer...

Tanto por leer…

Me hicieron una de la más graves preguntas que se le pueden hacer a un escritor. “Si hay tanto por leer… ¿Por qué leerte? Dame una razón para leerte”. Y no, no pude contestar a la primera ni con facilidad. Y no por falta de razones, sino por la dificultad para jerarquizar esas razones.

Uno lee porque le gusta conocer más. Aprender nuevas cosas y nuevos enfoques; tener más datos, ideas nuevas, otras formas de ver las cosas. O, incluso, para ver otra forma de leer lo que ya se sabe o se cree. Para adquirir información. Ese es un motivo. Y un ejemplo de este tipo de entradas que pueden hallar en Dichos y Bichos es la serie que hicimos sobre Zheng He.

Otra razón para leer es porque generas sensaciones. Intensas o suaves, agradables o no tanto; buenas o malas, pero es una lectura que no te deja indiferente. Te mueve a la alegría o la tristeza, a la indignación o al placer. Y el placer de escribir es una entrada de ese tipo, compartida con @_Bishu_ y Jorge Luis Borges, entre otros.

Una más es para relajarte, divertirte, reflexionar: pensar en algo distinto a tu día a día. Por ejemplo, ¿Cuál es la diferencia entre los héroes de la Independencia y los de la Revolución? Sencillo: Los de la Independencia usaban patillas, los de la Revolución, bigotes. Y si no me creen, los invito a reconocer a Zapata vestido de catrín y no de revolucionario.

Una razón adicional: porque es gratis. Aquí no se cobra por pasar y ver, pasar y leer, pasar y comentar. Si, es bienvenido su donativo para el café – en la barra lateral, gracias -, pero no es obligatorio. Y si eres de los que crees que “gratis, hasta puñaladas”, aprovecha y lee.

Por último: como la luna: “Porque está allí”. Porque es el tipo de motivación que llevó a hombres como Neil Armstrong a hacer lo que hicieron, a vencer los retos, a lograr las cosas. Y si ninguna de estas razones te convencen… puedes hacer lo mismo que la señora Gorky.

Esas son las que se me ocurrieron a mi. ¿Cuáles más se te ocurren a ti? Regálanos un comentario y dínoslo…

 
Imagen de hoy, Creative Commons, por QQ Li via Compfight

No se admiten más comentarios