Remozar, reparar o reiniciar. ¡Vaya dilema!

¿Reparar, remozar o reiniciar?

¿Reparar, remozar o reiniciar?

Estos días he caminado por la ciudad, en zonas que frecuento poco pero conocía bien. He visto es cómo han crecido muchos proyectos que antes no había: ¡Vaya! Dónde había un centro comercial ahora hay tres. Viejas casas que se tornan edificios. Casas viejas que son totalmente derruidas. Tal parece que en el debate entre remozar, reparar o reiniciar no hay un ganador claro.

¿Cuál es la diferencia? Remozar es cambiar el aspecto general de la obra, sin alterar sus contenidos. En cambio, reparar es hacer que todo funcione mejor, sin alterar su aspecto o contenido. Por su parte, reiniciar es alterar tanto el aspecto como el contenido: tirar todo y empezar de nuevo. Así es como los entiendo para efectos de este texto.

En uno de los terrenos de la cuadra de la casa había un edificio. Tendría años allí. En cosa de un mes lo tiraron completamente y dejaron el lote baldío. En cosa de dos meses han empezado a construir un edificio que, aparentemente, muy pronto estará terminado. Lo “reiniciaron”.

En otro había un edificio de departamentos pequeños. Lo están remozando para hacerlo un pequeño hotel boutique. Le añadieron un estacionamiento contiguo, un pequeño  restaurante y fraccionaron los departamentos para hacerlos habitaciones. Lo que eran cocinas se están volviendo baños. Lo remozaron.

Otra de las fincas está recibiendo una reparación mayor: le cambiaron las tuberías y la instalación eléctrica. Le cambiaron apenas los colores de la fachada. Lo repararon. En  conjunto las tres obras van en marcha y mejorarán el aspecto de la cuadra.

Pasa lo mismo cuándo recorro Paseo de la Reforma: Hay edificios nuevos, otros que cambian un poco y otros que recibieron ajustes mayores. La ciudad no se detiene.

¿Hora de remozar el blog?

A raíz del Wordcamp al que fui hace dos semanas,  descubrí las nuevas tendencias en funciones y diseño que se están usando. Ví que lo de hoy es ser adaptable a distintas pantallas, ofrecer opciones optimizadas para móviles y aumentar la seguridad.

El énfasis está en cargar más rápido, hacer más fácil la posibilidad de compartir y simplificar las opciones. ¡Vaya! De nada sirve que les de cinco opciones para compartir en redes, si de cualquier manera no las usan porque el sitio tarda mucho en cargar. De nada sirve tener entradas como ésta, muy visitadas, si leen una y se van. En cambio, si el sitio carga rápido y les ofrece otras entradas -o la opción de bajar como PDF algunas entradas- podrán leer más y por más tiempo.

En fin, estoy en el debate si ajusto lo que hay para hacerlo mejor, o si mejor tiro todo a la basura -menos el contenido- y recreo el blog desde cero. Que no tengan que esperar tanto. Un solo estilo para compartir los contenidos, aunque les cueste más trabajo.

Confío en que muy pronto vean los cambios en función, y que les guste lo que hagamos con Dichos y Bichos. Porque no sería el primer rediseño mayor. Sin duda, es uno de los que más urge hacer. Así que… Espero que pronto lo vean todo en orden.

Imagen de hoy: MoDOT Photos via Compfight

Un comentario

  1. Pingback: Continuidad y cambio, balance de la vida | Dichos y Bichos

No se admiten más comentarios