Santa Cola o Coca Claus

Santa Cola o Coca Claus

Santa Cola o Coca Claus

Sin duda, uno de los factores que más ayudó a desplazar a Jesús de la conmemoración de su propio cumpleaños -que eso es la Navidad y no otra cosa; la conmemoración del nacimiento del fundador del cristianismo- pasa por la publicidad. Y en la publicidad navideña, sin duda uno de los factores que más ha influído es Coca-cola y sus campañas de Navidad.

Aunque Coca-Cola utilizó la imagen de San Nicolás desde los años veinte, es en la campaña de diciembre de 1931 en que empieza a adoptar su imagen jovial y divertida. La idea es presentarlo no sólo cómo quien entrega los juguetes, sino incluso como quien los usa como si fuera niño. Por lo pronto, adopta una imagen jovial, se ríe, se divierte con los juguetes y tiene todos los elementos iconográficos del héroe de la fiesta y ya no de un obispo: carece de báculo, solideo (el pequeño gorrito parecido a la kipá judía, pero en rojo) o mitra (el sombrero de dos picos). Presenta si el traje rojo con armiño blanco, pero con botas y hebilla grandes. Y bebe Coca-Cola.

La campaña de 1931 fue diseñada por Haddon Sundblom y tiene dos grandes objetivos: primero, contrarrestar el clima triste y depresivo que se originó tras la crisis económica denominada “la gran depresión de 1929”, y la segunda estimular nuevamente el consumo de refrescos al lograr que las bebidas carbonatadas se mantengan altas incluso en el invierno. El lema era “la sed no tiene estación”, y se había planteado a finales de la década de 1920. La presencia de Santa Claus reforzaba la idea de que “en toda estación, Coca-Cola”.

La verdad es que tenía una gran ventaja no representar a Jesús en la publicidad de Navidad: de esa manera no se ofendía a personas de otras creencias -la comunidad judía principalmente en EE.UU.- y tampoco a denominaciones cristianas más restrictivas y severas, como la que originó el postre Sundae por su prohibición de comer helado en domingo (el Día del Señor no es lícito cualquier placer humano), de lo que ya hemos hablado. Y ha contribuido a extender el noviembre navideño en cientos de países en que se vende la bebida y se anuncia en esta temporada con Santa Claus como imagen.

2 comentarios

  1. Wow! No sabia de esto, Gonzalo! Fue una super buena idea porque me puedo imaginar como era la imagen d un santo antes de esta campaña. Que inteligente promocionar que Coca Cola se toma en cualquier momento del año! Hasta ahora me parece un poco raro tomar algo frío en el invierno pero veo que en Huancayo, cuando vas a un centro comercial para comer en la cafeteria, mayormente solo hay gaseosa para tomar! =P
    My recent post Being a Kid Again with Children in Peru

  2. Pingback: Jesús y los mercaderes | Dichos y Bichos

No se admiten más comentarios