Star Wars: ¿Qué pasó en treinta años?

Star Wars en 30 años

Star Wars en 30 años

Algunos amigos me han pedido que, con lo mucho que me gusta el tema, les explique qué pasó entre Episodio VI y Episodio VII de la saga de Star Wars, ya que pasaron casi 30 años tiempo de la historia y casi 35 años separan la primera película presentada en esta saga del más reciente estreno.

Como hemos quedado, no comentaré detalles del Episodio VII hasta la siguiente semana, para darles tiempo de que este fin puedan verla y no “arruinarla” con spoilers. Por lo que sólo comentaremos los detalles que pueden conocerse a partir de los cortos, para evitar arruinarles las sorpresas.

Star Wars: Contexto Episodio VI

Primero, recordemos que la saga empieza por la mitad, en el episodio IV, “Una nueva esperanza”. Sucede que en ese momento el malvado Imperio Galáctico tiene un ejército de clones, creado originalmente por la República y que la traicionó mediante un golpe de estado del líder del Senado Palpatine, quien mandó ejecutar a todos los caballeros Jedi -una orden de monjes-guerreros, famosos por usar espadas láser que se alimentan de su meditación y de la conexión que tienen con La Fuerza, una energía que vincula a todos los seres vivos-.  A través de la Orden 66, el ejército de clones destruye a los Jedi y vence a un ejército de drones de la Federación de Comercio. La desaparición de los Jedi prácticamente somete a toda la galaxia. Pero eso sólo fue posible porque uno de los más poderosos Jedi, Anakin Skywalker, se pasa al lado obscuro. Se había casado, en secreto y violando el voto de castidad de la orden, y ante el riesgo de ver morir a su esposa se alía al emperador y al lado oscuro… matando a su esposa, esto es, causando lo que quería evitar. Cruel destino digno de tragedia griega.

Aún así, hay quienes se oponen al Imperio con una guerra de guerrillas, la llamada Alianza Galáctica. Hay aún restos de la Rebelión armada, que se oponen al emperador y que tienen incluso presencia y simpatizantes en el Senado Imperial, entre ellos la senadora por Alderaan y Princesa Leia Organa. El Imperio, a pesar de contar con potentes “destructores imperiales” -naves con impresionante poder de fuego y capaces de transportar miles de tropas, naves caza y bombarderos- no logra acabar con la Rebelión. Por ello, el Imperio Galáctico ha diseñado “la estrella de la muerte”, una estación espacial con capacidad de destruir un planeta entero. Y lo ha hecho volando Alderaan en el Episodio IV, para castigar a Leia. Esa impresionante arma fue destruida por Luke Skywalker y sus tropas, y vuelta a construir en el Episodio VI. Nuevamente, los rebeldes se empeñan en estallar la segunda versión y lo logran.

Acá entra lo que George Lucas, creador de la saga, ha dicho: “No son películas sobre naves y soldados del espacio. Es un drama familiar”. Y esto porque el segundo de a bordo del Imperio Galáctico, Darth Vader, fue antes un caballero Jedi que ayudó en la traición. Sólo sobrevivieron él, y sus maestros Obi Wan-Kenobi y Yoda, estos dos últimos escondidos en remotos planetas desérticos o selváticos, en los bordes del Imperio. Pero con ellos se llevan a los hijos gemelos de Darth Vader, nacidos al morir su madre: Leia Organa -adoptada por el senador de Alderaan- y Luke Skywalker, que va al planeta de origen de Vader, Tatoine. Total, los hijos combaten al padre, sin saberlo, y recreando la orden Jedi. Porque, como su padre, “son hábiles en el manejo de la Fuerza”. Es la compasión por su hijo la que hace que Vader se oponga al emperador y ambos mueran, uno de ellos redimido. Es el principio del fin del Imperio Galáctico.

Sin embargo, no debemos olvidar que a Luke Skywalker lo entrenaron, casi en lo oscurito y sin presencia del Consejo Jedi primero Obi-Wan Kenobi y luego Yoda. Es decir, es un Jedi pero fuera del canon formal de la Orden. Y esto pesará más adelante, porque en tiempos clásicos 12 Jedis toman las decisiones para la orden, pero si sólo hay un Jedi, “su palabra es la ley”.

 Star Wars: Los años faltantes.

Dado que mucho de lo que se ha escrito en el “Unvierso Expandido” de Star Wars ha quedado fuera del “canon” una vez que Disney compró los derechos y se opuso a lo que muchos han escrito como fandom, lo que sigue es lo único que “medio” está firme, esperando a que se redefina qué historias son “canónicas” y cuáles borrarán del mapa.

Lo importante es que, a la muerte del Emperador y de Darth Vader, así como la destrucción de la segunda Estrella de la Muerte, el liderazgo del Imperio se fragmenta y empiezan a perder más batallas. Se da un encuentro definitivo entre la Alianza Rebelde y el Imperio en Jakku -reflejado en el videojuego Battlefront- que concluye con la destrucción de la nave más grande que quedaba al Imperio, que acaba estrellándose en el planeta Jakku. Es la que se ve en los cortos a través de la cual vuela el Halcón Milenario.

Eso hace que la Alianza pueda ganar y reconstruir la República Galáctica. Se firma un acuerdo de paz, que envía al resto del Imperio a lo que se llama “el anillo exterior”, o planetas no afiliados a la República, en donde se les autoriza “colonizar” a cambio de renunciar a las armas. Para reforzar ello, la propia Alianza desmoviliza a sus tropas y prohíbe el uso de armas para la resolución de conflictos. Se acaba así, legalmente, la “Star Wars” o guerra de las galaxias.

En tanto, Luke Skywalker trata de reconstruir la orden Jedi -como comenté en un capítulo de mi libro “Lo mejor de Dichos y Bichos Volumen 1“- y lo logra al menos parcialmente: dado que “su palabra es la ley” y no conoce la totalidad, atrae a muchos candidatos -incluido a su sobrino, el hijo de Leia y Han Solo, Ben Solo- y trata de recrear la orden. Pero… la verdad es que no la conoce totalmente, por lo que el proyecto sale mal (lo siento, deberán ver Episodio VII para ver por qué y qué consecuencias tiene). Así que se vuelve un monje ermitaño, escondido en alguna apartada zona desconocida de la Galaxia, en dónde estaba uno de los primeros Templos Jedi.

En el anillo exterior, en tanto, un grupo de simpatizantes del Imperio Galáctico empiezan a reconstruir un ejército, “La Primer Orden”, tratando de crear de nuevo un Imperio. Se apoyan en los Caballeros de Ren, cuyo líder Kylo Ren -el de la espada en forma de cruz- es conocedor del lado oscuro de la Fuerza. Dado que las armas están proscritas en la República Galáctica, se crea un ejercito “ilegal” pero tolerado (una guardia blanca, pues) denominado La Resistencia, a cargo de la anterior princesa y senadora y ahora General, Leia Organa (Skywalker). Por eso se ven las mismas naves que en la saga anterior, pero de distintos colores: ahora los X-Wing son negros con visos naranjas en lugar de blancos, y los Tie-Fighter imperiales son negros con paneles solares plateados.

Star Wars: aquí en la tierra…

Para darnos una idea, La Primer Orden es como si los Nazis exiliados en Argentina hubieran intentado recuperar el Tercer Reich -ya sin Hitler-; en tanto que la Resistencia son guerrillas apoyadas por la CIA pero sin autorización de su gobierno para evitarlo. ¿Está claro? Y otra diferencia es que en lugar de pelearse en Europa, esta “cuarta guerra” ocurre en Oceanía o Sudamérica. Esa es la idea. Es un nuevo Star Wars, con elementos viejos pero en un contexto nuevo.

Por lo mismo, los soldados de la Primer Orden ya no son clones, sino soldados “de levita”: niños arrancados de sus familias, que son entrenados desde pequeños para servir a ese nuevo orden galáctico, como Finn. Y los soldados de la Resistencia también son ilegales, pero necesarios, para salvar al Senado Galáctico y la Nueva República, como Poe Dameron.

Espero que con esta información ya entiendan un poco más semejanzas y diferencias entre los Episodios VI y VII, y que puedan disfrutar más la nueva entrega, que comentaré la siguiente semana… y que promete muchos guiños adecuados a los viejos fans, y motivos para engancharse para los nuevos. Sólo para darse una idea, yo pude ir al estreno del Star Wars en 1977, y no me he perdido ninguna desde entonces.

Como siempre digo: la música orquestal de John Williams es imperdible. Escuchen con atención. Y un último consejo: Ya la vi en Inglés y Español, y confieso que el doblaje la sube mucho. Los villanos están mejor en Español y no se pierde mucho en las voces de los héroes. Conste…

Imagen de hoy Creative Commons License JD Hancock via Compfight

Calif. 4.00 de 5 posibles
Tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.