Una reflexión electoral…

reflexión electoral

reflexión electoral

He insistido que “Dichos y Bichos” busca ser un remanso de reflexión y paz lejos de “los temas de agobio cotidianos”. Pero bueno, es domingo electoral en 14 estados y en la Ciudad de México, por lo que haré una pequeña pausa de esa regla y les comentaré algunos puntos sobre los procesos electorales que están en marcha. El martes volveré a repasar qué de lo comentado hoy fue preciso y qué cambios hacer -el lunes no, porque como todos los lunes sale la compilación de “Frases Famosas” y porque probablemente no habrá información nueva. De hecho, recuerden que los resultados oficiales inician con los conteos del miércoles.

¡Ah! Y la imagen corresponde a una elección de Estados Unidos por dos razones: una, que no digan que hice proselitismo electoral hoy -a mi si me encarcelarían por “delitos electorales”; si fuera el Partido Verde, ni multa me ponen-. Y porque… ¿Ya vieron que el letrero está en español, a pesar de que no es lengua oficial en ese país? ¡Vamos de gane! -dicen-.

Reflexión Electoral: Veracruz.

Pase lo que pase, el Estado pierde. Si gana Héctor Yunes -PRI-, deberá garantizar impunidad a Javier Duarte. Si gana PAN-PRD, encarcelarán a Duarte, pero tomará el poder un ex priísta de pasado dudoso, pero con las siglas de la oposición, por lo que si hace mal gobierno, será culpa de los partidos que lo postularon. Y si hace un pésimo gobierno… también. Lo de un buen gobierno lo damos por descontado: e dos años no podrá hacer gran cosa, ni siquiera poner en orden las finanzas estatales.

Por supuesto, es la elección más interesante porque Morena es competitivo… ante todo porque los “tres grandes” postularon a primos hermanos, de una familia harto conocida en Veracruz: los Yunes. Y si bien son famosos, no lo son por las mejores razones. Veremos si, al final, la guerra de lodo y la división del voto hace ganar al tercero en discordia -una historia que vimos en la Miguel Hidalgo: una candidata buena pero testimonial al arranque, Xóchitl Gálvez, sin apoyo de su partido, ganó porque la izquierda se dividió entre el PRD, que la daba por segura, y Morena, que tenía algunos bastiones lopezobradoristas. Así que… ganó la de enmedio. Acá pasará similar. Gane quien gane, pierde Veracruz.

Cabe recordar el cartón que Paco Calderón publicó hoy y que pueden ver en Monoaureo: “Paisajes de caca“,  que recordando una canción de Agustin Lara nos señala que, pase lo que pase,  el “alma Jarocha se verá impotente para evitar toda desventura”. Acá pueden ver la entrada que les comentamos.

Mi pronóstico aquí es que el ganador tendrá menos de 3% de ventaja sobre el segundo lugar y menos del 6% sobre el tercer lugar, y que esta elección se va a tribunales. No habrá ganador el jueves (el miércoles inicia el conteo formal, y dudo que se resuelva antes de 24 horas y no se aceptará el resultado. Veremos).

Reflexión electoral: La Constituyente de CDMX

Aunque los candidatos a la “Asamblea Constituyente de la CDMX” se vean a sí mismos como “padres fundadores” al nivel de Morelos, Juárez, Washington, Jefferson o el mismísimo “Juan sin Tierra” -promotor de la primera Carta Magna-, en realidad tendrán un rol más modesto. Mucho más modesto.

De entrada, de los 100 Diputados a la Asamblea, apenas elegiremos 60. La gran novedad será que, por primera vez, podremos votar por “candidatos independientes”, ciudadanos sin partido reconocido. Lo malo de ese proceso es que originalmente se aceptaron 7, y fue en tribunales que la lista incorporó otros 14 para dejar 21.  Pero esos extra tuvieron menos de tres semanas de campaña formal. Si 3 o más de ellos ganan una curul, será la gran nota.

Confieso que escribo estas líneas fuera de la CDMX, y aunque tengo considerado regresar a tiempo para emitir mi voto -por una candidata independiente, por cierto-, no sé si alcanzaré a votar.

Mi pronóstico aquí es que Morena ganará primer lugar, seguido del PRD, que no más de dos independientes ganarán curul y que la participación no llegará al 30% del padrón. Veremos.

Reflexión Electoral: Morena.

El otro tema a considerar será el rol de Morena. Creo que ganará primer lugar en la CDMX, puede ganar Veracruz y Zacatecas, y tal vez hacer un buen papel en Durango y Oaxaca -Quedar en tercero a menos de 10% del segundo lugar-. En los demás estados, estará por debajo del 7% y en al menos 3 “perdería” el registro al sacar menos de 2%.

Lo que hay que recordar es que sus triunfos en CDMX serán en zonas populares, particularmente con fuerte presencia de la Tercera Edad, en que los programas de López Obrador en pro de ese sector aún se recuerdan. Es decir, ganará AMLO, no Morena.

En Zacatecas, su buen desempeño se deberá a que el candidato David Monreal es hermano de un ex gobernador de grata memoria -en mis viajes a este Estado, Ricardo Monreal aún  despertaba pasiones, pero la gran mayoría de las que vi eran a su favor-. Entonces, el buen desempeño o el triunfo serán de Los Monreal, no de MORENA… aunque cuenten para ellos.

En Oaxaca será tanto por el ascendente de liderazgo de López Obrador, como por el activismo de la CNTE que apoya al candidato de MORENA por un convenio firmado con AMLO para derogar la Reforma Educativa. Y dado que la Coordinadora tiene allí más de 50,000 maestros, con que cada uno movilice a diez personas podrán tener un buen resultado.

Y en Veracruz, como he dicho antes, los resultados de MORENA serán más por la división y la guerra sucia entre los Yunes arropados en los tres grandes partidos nacionales, que por méritos propios. Pero bueno, de que puede ganar, puede ganar… “haiga sido como haiga sido”. 

Lo importante es que se ponga en perspectiva: lo que gane no será porque sea el mejor partido o por su eficiente trabajo político: se ganará por los liderazgos previos o por circunstancias especiales. Que no hay que darlos por derrotados o asumir, triunfalmente, que ya ganaron en 2018 la presidencia. Lo que logren será bueno, pero les falta trabajar mucho más. Engañarse de otra forma es peligroso para ellos y para todos. Tomen con moderación lo que obtengan hoy.

Mi pronóstico aquí es que Morena puede quedar en segundo lugar en al menos tres Estados, y puede incluso ganar uno. Probablemente Zacatecas o incluso Veracruz -lo que sería perder ganando: no hay tiempo ni dinero para hacer un buen gobierno, y en mis recorridos en el estado me hicieron pensar que el mayor filósofo político de Veracruz era el célebre personaje de Luis de Alba, “El ratón Crispín” y el resumen de su política es la frase ancla del personaje -ilustrada abajo-. Y eso se crispará más si pierden tanto PRI como PAN-PRD y el ganador carezca de fuerza real para gobernar.

El ratón Crispín

El ratón Crispín

Imagen de hoy apalapala via Compfight y crestomatía de Internet.

4 comentarios

  1. Me molesta que la gente no salga a votar y después se queje de quienes ganan, me molesta que mi voto por mi candidata independiente, mi gallo, la mera buenaza, pues no haya servido más que para medirle el agua a los camotes de las siguientes elecciones, que a la gente no se le haya explicado como para qué se iba a votar y por qué había independientes, bueno, hubo gente que quería votar por la boleta especial para los derechos de los animalitos WTF, puro chismerío acá en la Ciudá y no se logró mucho, más que subirle el ego a Lópej Obrador.
    Bien lo dijeron en el foro de Asamblea Constitutiva el viernes, la gente ya no confía en el proceso, la gente ya no sale a votar porque no creen en que su voto sirva…
    Y súmale los acarreados o los que vendieron su voto… ¿Por que nunca me toca ni el frijol con gorgojo? JAJAJA

    • Pues no te toca ni frijol con gorgojo porque, precisamente, razonas tu voto. El hecho de que la participación fuera tan baja (menos de 30%), y que hubiera casi tantos votos nulos que por candidatos independientes es lo que me señala que "algo salió mal". Veremos qué pasa…

  2. Héctor Del Valle

    Veracruz es un caso triste. Como bien dices, gane quien gane, pierden los veracruzanos.

    • Lo malo, estimado Héctor, es que sabrán quién ganó hasta que lo diga el Tribunal… O sea, otro mes de incertidumbre.

No se admiten más comentarios