Ahí está el detalle… ¡Chatos!

Cantinflas

Cantinflas

Gran polémica se ha despertado en torno a la película “Cantinflas” por tres grandes razones: el actor principal es español; la casa productora es Televisa y ya ha sido inscrita para el premio Oscar en la categoría de Mejor Película Extranjera. Y esas tres cosas juntas hacen que los prejuicios en su contra estén desatados… aunque algunos sean mentira.

La verdad es que tras ver la película -que es una mezcla de biografía y homenaje- el énfasis está más en la filmación de “la vuelta al mundo en 80 días”, película que le mereció a Mario Moreno un globo de oro como mejor actor -superando al protagonista de “El Rey y Yo” y a Marlon Brando- y las batallas de su productor Mike Todd para no perder su primera gran película, y vinculado a ellas la biografía de Mario Moreno. Algunos se quejan de que lo trata como un personaje bueno y deja de lado sus defectos; si bien eso es cierto parcialmente, no hay que olvidar que uno de los productores es el hijo de Cantinflas, por lo que no oculta los defectos de su padre -incluyendo sus infidelidades con Miroslava y con muchas otras artistas- pero tampoco lo ataca grandemente -por ejemplo, no señala que se alineó con el régimen priísta para generar películas moralizantes en sus últimos años en lugar de las parodias críticas al régimen con las que empezó.

La verdad es que, si bien la dirección de Salvador del Amo no es la mejor, y el guión tiene muchos saltos temporales no justificados adecuadamente, es una buena película. Pudo ser mejor en su reconstrucción de época en México, pero sin duda es una buena película.

De las tres objeciones, aquí nuestra réplica: el trabajo de Oscar Jaenada es impecable: si se parece, si habla como él, si se mueve como él y si envejece y cambia a lo largo del tiempo, y no sólo por cambios en el maquillaje: se nota un buen trabajo actoral, si cumple más con un homenaje que con una imitación y ni su nacionalidad española ni su acento gallego original deberían ser problemas. En la película, uno de los productores asociados de Todd dice que “Passpartou no puede actuarlo un mexicano: es francés”. Y ese mexicano ganó el Globo de Oro a mejor actor. Creo que es justo que Jaendada sea reconocido por su trabajo y no por su nacionalidad.

La producción NO es de Televisa, como muchos creen. Es de Kenio Films. La distribuidora es Televisa. Independientemente, ayuda mucho a que sea una buena película, con locaciones interesantes y una buena reconstrucción de época. Podría ser mejor, pero es buena. Hay escenas que tienen estética y lógica más de telenovela que de cine, y que algunas de las estrellas de San Ángel reciben papeles o cameos más para lucirse que por sus buenas actuaciones: ni Adal Ramones es “Soto” Mantequilia, ni Barbara Mori es Liz Taylor -particularmente por un pésimo uso de pupilentes violeta que se ven más falsos que un billete de tres pesos, aunque ella lo haga bien- ni la plana mayor de talento de la televisora es comparable con la plana mayor del cine mexicano asistiendo a la inauguración del Teatro de los Insurgentes… Se ven hasta ridículos. Y lo peor de la película es el tema de Aleks Syntek, cuya letra y música chocan con el resto de la obra y se siente fuera de lugar totalmente. Suena ya a un Ricardo Arjona Hipster.

Y la inscripción al Oscar… creo que si puede competir. Ante todo por el énfasis que hace en reconstruir los años 1950 en Hollywood, bien logrado; y en retratar a la propia industria cinematográfica de Estados Unidos, desde la cortina de entrada hasta las historias finales. Si gana algún premio no será por Cantinflas -aunque Jaendada se lo merezca por su actuación- sino porque es un álbum de los recuerdos para la propia Academia.

Y para darnos una idea: en mi parecer, el mejor personaje fuera de la familia protagónica de los Moreno Ivanova y los Shilinsky Ivanova, es ni más ni menos que Charles Chaplin, que con dos o tres escenas y un par de apariciones implícitas se roba la película. Son esos momentos -y los recuerdos de que United Artists fue una cooperativa de artistas que peleó y sobrevivió la batalla con los grandes estudios gracias a un espíritu de libertad que Cantinflas y Chaplin compartieron- los más emotivos y mejor logrados en una película que reconoce a un gran mexicano universal.

¿Qué tan grande? Pues ni mas ni menos aportó una palabra original, basada en su nombre, al diccionario de la Real Academia: Cantinflear. 1. intr. Cuba y Méx. Hablar de forma disparatada e incongruente y sin decir nada. 2. intr. Cuba y Méx. Actuar de la misma manera.” ¿Conocen algún otro mexicano cuyo nombre sea un adjetivo?

Aqui el trailer -para el mercado mexicano- de esta película. Y ahí está el detalle, chatos… No es por ser un gallego, una producción de Televisa o una inclusión oportunista al Óscar: es porque es un gran recordatorio de que también hay mexicanos grandes. Quedan invitados a verla:

Imagen de hoy por Thomas Hawk via Compfight

Un comentario

  1. Pingback: Polémica | Dichos y Bichos

No se admiten más comentarios