Clinton: Lo que escribió y lo que dijo.

Clinton y Obama

Clinton y Obama

Uno de los mejores oradores de nuestro tiempo sin duda es William Jefferson “Bill” Clinton, presidente de los Estados Unidos de América entre 1992 y 2000. A esto le ayudaba no sólo su formación académica, sino como comenta en su biografía “a que decían que fui el primer presidente negro nacido en el cuerpo de un blanco”. Esto es, tenía ritmo, sencillez, capacidad de conectarse con el auditorio, por más modesto que fuera, pero sin perder rigor, rendir sus ideas o ser condescendiente.

Hay quien dice que el hecho fundamental por el que Bill Clinton pasó de ser el prácticamente desconocido precandidato demócrata, gobernador de uno de los estados más pobres de EE.UU., Arkansas, a derrotar al presidente Bush, quien contaba con una aprobación superior al 80% tras su victoria en Irak, fue precisamente a su oratoria con alto sentido humano “que conocía al Sur y le podía hablar directamente, pero que podía convencer a los del Norte”.

Un gran tema sería poder conocer cómo es el proceso de pensamiento de este tipo de hombres, a fin de poder imitarlo, estudiarlo, analizarlo y de ser posible, replicarlo. Y curiosamente en la convención demócrata fue posible verlo.

El discurso orignalmente planteado por Clinton fue distribuído por la oficina de prensa del Partido, con el visto bueno de la Casa Blanca. Pero Bill, ya subido al atril y sin que nadie pudiera bajarlo, se puso a corregirlo, improvisar y darle ese sazón tan particular que lo hizo famoso (de hecho, se excedió casi 14 minutos al tiempo originalmente asignado).

En el sitio “The Atlantic Wire” se dieron a la tarea de comparar las dos versiones, la originalmente escrita y la realmente dicha en una entrada que titularon “lo que Bill Clinton escribió contra lo que Bill Clinton realmente dijo” y que pueden leer completa, en inglés, en esta liga. Es un ejercicio muy interesante. Y a fin de ponerles un ejemplo, en español, ponemos a continuación un texto, en el que los añadidos “en vivo” están marcados en verde, y lo eliminado del texto escrito subrayado en rojo:

Ahora, hablando del equipo de seguridad nacional, también estoy muy agradecido con los jóvenes las mujeres y hombres que han servido a nuestro país en el ejército que sirven a nuestro país en uniforme a través de estos peligrosos tiempos, y estoy especialmente agradecido con Michelle Obama y Jill Joe Bien por apoyar a estas familias de militares cuándo mientras sus seres amados están fueron ubicados más allá de nuestros océanos, y por ayudar apoyar a nuestros veteranos, cuando regresan a casa padeciendo sus heridas de guerra, o cuando requieren ayuda con su educación, vivienda y trabajos, o trabajo, o vivienda.

Como puede apreciarse, hace un énfasis en dejar en el pasado la guerra, en ser incluyente y empático; por ejemplo, al retirar la referencia a “ejército” y hablar de “uniforme” incluye no sólo al ejército, sino a la marina, la fuerza aérea, e incluso a los médicos y enfermeras y personal de apoyo que también usan uniformes. Y al decir que los veteranos requieren con apoyo en educación O trabajo O vivienda, en lugar de lastres cosas juntas, hace menos dramática su situación.

Compatriotas americanos, todos nosotros en este gran salón y todo el mundo que nos ve desde su casa, cuando votemos en esta elección, tienes que decidir todos estaremos decidiendo qué tipo de país quieres queremos para vivir. Si quieren un país en el que estás sólo y abandonado, y en el que el ganador-toma-todo haya una sociedad en dónde quien gana toma todo, y si no ganas, estás abandonado, tienen que apoyar a la fórmula Republicana. Pero si quieren un país de oportunidades compartidas y de responsabilidades compartidas, una sociedad de “estamos todos juntos en eso esto“, voten deberán votar por Barack Obama y Joe Biden.

En este párrafo, el mayor ajuste es reforzar la idea de que eres parte de un grupo y de una decisión compartida: a final de cuentas, sustituye el “tu” por el “nosotros” y refrasea una figura común por una frase con los mismos términos, pero con diferente énfasis. A final de cuentas, logra con su discurso vincular al escucha como si hablara sólo con él, pero a la vez es válido para los millones de personas que lo siguen.

Les recomiendo, si tienen buen nivel de inglés, leer el ejercicio completo en The Atlantic Wire, bajo el título “What Bill Cliinton said vs. what Bill Clinton wrote“. Y trataremos de replicar este tipo de ejercicio para algún político nacional, a ver si al improvisar mejoran, empeoran o dejan igual sus ideas.

(Por cierto, para quienes se preguntaban si hoy 7 de septiembre retomaría el tema de la historia de la canción de Mecano, no, no lo hice. Pero están invitados a leer la entrada “El 7 de Septiembre” y su continuación “La Fuerza del Destino” que ya habíamos escrito).

 

No se admiten más comentarios