Monoaureo: hablar de cartones

Monoaureo

Monoaureo

Lo confieso: hay un habito que tengo desde mediados de 2010. Y es revisar diariamente -en ocasiones hasta tres veces- el blog “Monoaureo. Hemeroteca de cartones”. En él un equipo de autores selecciona de entre distintas fuentes uno, dos o tres cartones políticos publicados en la prensa nacional y comenta o bien la noticia que le dio pie o bien el sentido y alcance del cartón. No es que arruine los chistes, sino que parten de una premisa interesante: la mejor noticia del día puede resumirse en una imagen. Entonces, ver los temas de los que se habla fácil y rápidamente permite tener una comprensión del mundo muy interesante… y a veces hasta hacerte reír.

Traigo el tema a colación porque me comenta el equipo que están en una etapa muy positiva: a punto de llegar al medio millón de visitas totales, a cien mil lectores individuales y a cuatro mil entradas en la colección. Nada mal para un tema tan “trivial” como pueden ser las caricaturas de los periódicos. Pero, además, los lectores pueden calificar los cartones y al final del mes, trimestre, semestre y año se seleccionan “los mejores monoaureos”. Entonces es interesante también saber de qué se ríen las personas.

Además, usan un sistema de etiquetas por temas y un calendario por fechas; es interesante ver, por ejemplo, quienes han cambiado posiciones, quienes son más atacados y cuáles son más divertidos, además de tener distintos “moneros” con sus respectivos estilos, tendencias e ideas en un solo lugar.

En fin. Para darles un ejemplo y con permiso de sus editores,  transcribo a continuación la entrada de Monoaureo del domingo 13 de marzo. (Por cierto, lunes, jueves y viernes se publica a las 8:30 y 15:00; martes y jueves además a las 19:19 con un cartón animado. El sábado a las 9:00 está el mejor cartón de la semana del CerDotado y los domingos el genial cartón de Paco Calderón, también a las 9:00. Buenas selecciones y se los recomiendo).

Monoaureo: Besties & Bestias.

Besties & Bestias - Calderón

Besties & Bestias – Calderón

En los tiempos del PRI Clásico (1929-2000) había un adagio, expresado por el Secretario General de la Confederación de Trabajadores de México desde 1941 y hasta 1997 (excepto por cuatro años), Don Fidel Velázquez: “El que se mueve no sale en la foto”, expresando que cualquier priísta que quisiera ser candidato y lo expresara antes de la decisión del Presidente (formalmente, decisión del Partido), perdía. Así, precandidatos como Mario Moya Palencia, Alfredo del Mazo, Manuel Camacho o Roberto Madrazo perdieron su oportunidad por “moverse” antes. El “tapado” resultó ser otro en todos esos casos.

Con nuevas reglas, Vicente Fox desde la oposición o Felipe Calderón con la oposición del entonces Presidente se “destaparon” como candidatos tres años antes, y ganaron. Enrique Peña Nieto también ganó desde la oposición por “moverse” años antes. Ahora, como los tiempos son distintos, ya permitió el Presidente que los precandidatos -incluso los de su partido- empiecen a moverse, con los límites legales que existen -por ejemplo, no pueden hacer campaña expresa.

En ese escenario, según algunas encuestas (consulta Mitofsky) la intención de voto por partido va: PRI 21%, PAN 16%, MORENA 11.7%, PRD 10.8%, Independientes 4.3% . Y si consideras nombres de candidatos -de los mencionados en el cartón- AMLO 17.7%, Osorio 20.9%, Margarita 17.4%, Mancera 9.9%, “El Bronco” 4.3 y Castañeda… vende libros. Claro que hay otras que ponen como favorito a AMLO casi 2 a 1, o a Margarita en primer lugar; pero faltan dos años y las campañas. Recordemos que AMLO arrancó su primera campaña con 50% de intención de voto y duplicando las preferencias de su más cercano competidor -Roberto Madrazo, en su segundo intento por ser candidato- y perdió por 0.54% (o por fraude, según muchos), en tanto que Madrazo llegó en un lejano tercer lugar.

Pero como bien señala el Cartón dominical de Paco Calderón, falta ver qué pasa en la elección presidencial de Estados Unidos, que no será lo mismo tratar con Hillary Clinton que con Donald Trump. Y allí si, la diferencia de este lado será fundamental. Por lo pronto, acá votamos por Hilary… aunque Trump da más materiales para hacer mejores cartones. Y de los mexicanos, hablamos en 2018. Por lo pronto, a caricaturizarlos a todos. Y hoy, en particular, lo hace bien Paco Calderón. Por lo pronto, nos acordamos de otra tradición priísta: “Está flaca la caballada” -refiriéndose a que los precandidatos no tienen el peso suficiente para hacer una buena carrera-.

Lo malo (o lo peor) es que nuevamente tendremos votaciones “en tercios”, lo que implica que el ganador tendrá poco más de 1/3 de los votos a favor y poco menos de 2/3 en contra, y así no se puede gobernar. ¿Y si adoptamos ya la segunda vuelta, para darle un mandato claro -y obligar a un gobierno “de coalición” de iure y no de facto? Estaría bien…Porque si le agregan que la abstención rondará el 50%, el que llegue al poder tendrá apenas la legitimidad que le da el voto de 1/6 del padrón -aunque tenga toda la legalidad-. Esto equivale a que el próximo presidente tendrá apenas unos diez millones de votos para gobernar en un país de 120 millones de personas. Suena -y es- muy poco.

No olvidemos que un escenario así fue el que causó la desestabilización política en Chile en los años setenta, que acabó con un golpe militar en contra del presidente Salvador Allende, quien se fue radicalizando en sus posturas y pasó de izquierdista moderado a tener tendencias socialistas ante la oposición de la mayoría contraria a él en la Cámara de Diputados, que le iba frenando todas sus iniciativas. Y si, en algo insólito, es el único golpe militar que surgió de una petición mayoritaria en el Congreso… y el único régimen militar que entregó el poder tras un plebiscito -y 3,000 muertos y 30,000 desaparecidos, nada que festinar-. En fin, que la entrada de hoy salió larga, pero el tema lo amerita. Gracias por leer.

No se admiten más comentarios