Definiciones, momento de tomarlas…

Momento de tomar definiciones

Momento de tomar definiciones

Cierra mayo y, a un mes de cerrar el primer semestre del año, llega el momento de tomar definiciones imortantes. ¿Qué sigue? Algunos proyectos ya llegaron a su fin. Otros avanzan, y en menos de cuatro semanas estarán terminados. Otros más acaban de recibir luz verde de manera distinta a lo esperado. ¿Qué hacer?

Nunca es fácil llegar a una disyuntiva en el camino. Platicaba hace poco con una persona muy especial para mi desde hace mucho tiempo, y uno de los temas que brincaron fue, precisamente, ese: ¿Qué debes hacer? ¿Qué te acerca más a tus sueños, y qué te aleja de ellos?

Pero el toro tema que brincó es que, si bien hacemos decenas o centenas de decisiones cada día -desde qué ropa ponernos o que transporte usar- hay algunas que pueden cambiar nuestros destinos en cosa de segundos: De haber llegado 20 segundos antes de que se fuera la contraparte en una reunión importante, o si dices algo inapropiado por una vez.

Definiciones.

Lo cierto es que a veces una pequeña diferencia en un momento puede hacer grandes cambios. Incluir en la tarjeta de presentación “autor y bloguero” puede abrir una puerta muy diferente a que hubiera una sola palabra en ella. Y hoy fue uno de esos días.

También ayuda que, después de un mes, termino un proyecto muy importante que puede abrir más puertas. Otras, nuevas, diferentes. El hecho de que dejes de perseguir clientes y que sean ellos los que te empiecen a seguir. Será interesante.

¿Lo mejor? Un lector que me reporta que le ha ido muy bien siguiendo los consejos de uno de mis libros. Que lo va a recomendar. Que se sumará a la campaña en Patreon. Otra que cumple un año con su blog -uno que le ayudamos a arrancar- y reglará su primer e-book a sus lectores. Alguien que me pide dar talleres en sus instalaciones. Algunos que ya están -como Escribe Hoy– y otros que desarrolle expresamente.

¿Qué sigue? Bueno, en el manifiesto de Don Quijote de hace poco más de un año decía que quiero ayudar a que mis clientes y alumnos publiquen un libro cada mes -además de los míos´.  Y ¿Saben qué? Mayo es el segundo mes consecutivo que lo logro. Junio promete traer dos, y Julio cuatro. Serán ocho en tres meses.

Así que… llega el momento de tomar decisiones. ¿Nos apuramos o nos apuramos? Como sea, hay que hacer lo correcto.

Imagen de hoy: Creative Commons License Jeremy Segrott via Compfight

No se admiten más comentarios