Fracasos o éxitos: la misma moneda.

Hay fracasos que no lo son tan graves y éxitos que no son tan importantes. Hay que saber distinguir cuál es cuál para no enredarse o confundirse. Lee más…

Días tristes para acabar el 2015…

Días tristes los que marcan el final de 2015. Año difícil, de muchos cambios pero cuyos reemplazos no acaban de llegar. Aún así, tengo fe y todo saldrá bien. Gracias por acompañarnos. Lee más…

2014… ¡fuera!

Y si, se acabó un año que podemos considerar terrible… Pero que concluyó bien, afortunadamente. ¡Muchas felicidades para 2015! Lee más…

El problema de las ideas…

El problema de las ideas no es tenerlas, es trabajar para hacerlas realidad. Y eso no siempre es fácil… o posible. Pero no hay que dejarse atrapar por el desánimo. Lee más…

¡Adelante!

Porque no es lo mismo decir “he fracasado muchas veces” que “soy un fracasado”, recuerden que no se vale rendirse. Nunca…. ¡Adelante! Lee más…

Churchill y la Dinamita

Los dos personajes, Churchill y Hitler, obtuvieron su “dinamita psíquica” no de sus éxitos, sino de sus derrotas. Y lograron crecer a partir de ello. Lee más…