Pedinche. Eres un pedinche… mendigo, pordiosero

Pedinche, mendigo, pordiosero...

Pedinche, mendigo, pordiosero…

A raíz de que lancé la campaña en Kickstarter, me ha pasado de todo: amigos lejanos -en distancia, pero cercanos en afectos- que me buscan pensando que estoy en problemas graves. Cooperadores de novelas anteriores que me preguntan qué pueden hacer para apoyar la siguiente novela. Personas que me piden vernos “tan pronto les sea posible” y fijan una fecha en junio (“Perdón, no puedo antes hermanito… ¡pero me urge verte!”). Personas recién conocidas que se sorprenden al ver el fondo de mi pantalla. “¿Y eso?” “Esa la portada de mi siguiente novela”. Amigos de mucho tiempo que te encuentras casi por accidente y te dicen “te sigo mucho en redes. Creo que vas muy bien. Qué bueno”. Personas a las que acabo de conocer que les encanta la idea… De todo un poco.

Sin duda, salir a contar tus planes y proyectos al mundo contribuye a dos cosas: despertar interés y forzarte a lograr los planes. No puedes quedar después como un mentiroso. O vaya, si puedes quedar… pero está mal. Así que te esmeras para lograrlo.

Pero tal vez lo peor que me ha pasado es cierto conocido que me dijo que era un pedinche. “Eres un pediche, un mendigo, un pordiosero miserable. Te debería dar vergüenza estar pidiendo dinero así nomás. Mejor agarra una botella, llénala de jabón y ponte a limpiar parabrisas en los altos. O ponte a vender chicles”. Creo que captan el sentido del mensaje.

No es ser pedinche…

Y si, los entiendo. Eso parece. Y más por lo que he insistido en el tema. Pero en realidad no es únicamente eso. Va la explicación de por qué no soy pedinche:

  • Para Kickstarter, un proyecto que no alcanza un 20% de donativos entre los conocidos del creador o sus clientes anteriores, no es de fiar. Así que la campaña formal, su viralización y distribución la inician al lograr ese 20% mínimo. Yo voy en 11%. Cierto que muchos me han prometido apoyos “en la quincena”.
  • Formalmente, son “preventas”. Salvo los escalones más bajos (de menos de $75 pesos), en realidad están comprando el e-book o el libro por anticipado. Con la ventaja adicional de que aparecerán en los créditos o agradecimientos. Eso nos ayuda a los creadores a seguir haciéndolo.
  • Por ejemplo, un donativo en el escalón de $1,200 pesos se lleva: 3 libros impresos pasta blanda ($250 precio venta al público), un ejemplar pasta dura ($350) y el e-book ($75).  Es decir, $1,175 de libros, más las menciones en agradecimientos y en la página Web. Los otros $25 son de comisiones. Y de regalo… dos accesos a un evento cockatil de presentación del libro. En realidad, ese es su ahorro. Y allí se les entregan sus libros y pueden pedirlos dedicados para otras personas. ¿Se imaginan darle a sus papás -o a su ex- un ejemplar de un libro autrografiado y dedicado por el autor que dice que se hizo posible gracias a ustedes? Creo que la experiencia vale la pena.

Como negocio.

Pero también es una opción de negocio. Por ejemplo, el escalón de $9,600. Incluye una conferencia de dos horas (precio regular: $5,000) y 30 libros. Que a $250 son 7,500 pesos.  En realidad, se llevan la conferencia a menos de la mitad de precio. Ahora, si tienen (o consiguen) un auditorio para 250 personas y cobran $5o por entrar, cobran $12,500 de taquilla y venden los libros -que ya son suyos- por otros $7,500. Total, que ingresan más de $20,000 por una inversión de 9,600. Ganaron más de diez mil pesos. O bien, pueden regalar la entrada y vender los libros y ya tuvieron un súper evento por menos de dos mil pesos netos. O regalar la entrada y regalar los libros y llevarse a 30 felices fans por menos de 320 por persona. ¿Capici?

Así que no, no es ser un “pediche, un mendigo, un pordiosero miserable”. Es como darles la oportunidad de invertir en un edificio en preventa. Bien llevado, es un buen negocio para Ustedes -si tienen la liquidez para invertir ahora y recibirlo en dos meses-.  Es una experiencia y una oportunidad. Y si todo lo que me han dicho es real y no mera cortesía… este libro está llamado a ser un hitazo. Ya tengo varias entrevistas agendadas en programas de radio y TV en cuánto esté publicado. ¿Se animan a invertir ahora o seguirán pensando que soy pedinche?

Dona en la campaña en Kickstarter

Imagen de hoy: Dmitry Ryzhkov via Compfight

No se admiten más comentarios