Inspiración y motivos ¿Qué nos hace escribir?

InspiraciónCharlando recientemente con colegas autores, una pregunta importante era tratar de identificar de dónde procedía su inspiración y los motivos que les hacían pensar que era buena idea dedicarle tiempo a desarrollar esa propuesta. ¿Era algo importante o profundo? ¿Algo trivial? ¿Empiezas como un pasatiempo, o por cubrir tu cuota diaria de escritura?

Por supuesto, los motivos son de lo más variado y hay quien legítimamente cree que… tiene que sonar interesante. Pero el “porque estaba aburrida y empezó como un chiste” también fue parte de los resultados.

Uno me decía, por ejemplo, que estaba en el supermercado pidiendo cierto corte de carne, y el carnicero se tardó mucho y parecía nervioso. Por un momento, pensó que era un novato y que nunca había hecho ese corte, y dudaba entre reconocerlo ante el cliente o esmerarse en hacerlo y luego esperar… que no se quejara. Pero este escritor empezó a tejer una historia más interesante: era un psicópata que había matado a su familia esa misma mañana, usando el mismo cuchillo y se acababa de percatar que no había limpiado la sangre humana y temía ser descubierto…

Otro comentó que escribía tres palabras al azar y con eso trataba de desarrollar un cuento. Si el cuento le parecía bueno, trataba de expandirlo a una noveleta. Y si le gustaba lo que leía… bueno, lo crecía a una novela. Un par de novelas que ha escrito han tenido mucho éxito. Pero tiene 20 novelas escritas que apenas se mencionan o que no ha publicado aún.

Inspiración y motivos ¿Qué nos hace escribir?

Por supuesto que no es una lista exhaustiva, pero aquí están algunas opiniones reunidas en esa charla:

  • Porque era un reto. Nunca antes había usado ese tema y me interesaba.
  • Uno de mis autores favoritos escribe mucho sobre eso y quería imitarlo.
  • Porque es lo que siempre escribo. Se trata de otra variación.
  • Mira, ya tengo varias novelas sobre eso. Así que es natural seguir contando la historia.
  • Es algo muy adentro de mi; yo sabía que debía escribir sobre eso. No podía estar tranquilo hasta hacerlo.
  • Son cosas que viví. Se basa en amigos cercanos y en experiencias personales. Obvio, me doy algo de libertad creativa, solo los uso como base, y luego…
  • Es algo que yo hacía todo el tiempo, y para salirme de la rutina empecé a imaginar que pasaría si…
  • Todo empezó como una broma. Me retaron a que no podría ser capaz de hacerlo.
  • Me pagaban por escribir artículos y fue el tema que me dieron. Luego, a medio camino, descubrí que si me interesaba y lo expandí a un relato completo.
  • Uno de mis clientes quería escribir sobre eso. Y le presenté un borrador que no le gustó, así que me lo quedé para mi.
  • Simple: porque pasó. No lo pensé, no lo planee… empecé a escribir y pasó.
  • Es como una voz que me dicta lo que debo escribir, y yo no sé qué es hasta que lo releo.

En fin. Los motivos son diversos y el grado de interés del público en los distintos textos también lo es. Lo importante es que no dejes de escribir.

Y por cierto… Sin relación directa con el orden de las respuestas, acá hay reseñas de “Punto de Quiebre” y “Entre mundos“, obras de dos de las autoras con las que charlé del tema… Aunque no les diré quién es quien ni cuál es la inspiración y motivos de cada una de ellas.

Y a ti ¿Qué te hace escribir y por qué? Coméntanos tus opiniones.

Imagen de hoy Cebolledo 


											

Un comentario

  1. Héctor Del Valle

    Las musas. Estoy viendo una serie, oyendo una plática, leyendo algo y de pronto una voz me dice que pudo contar una historia paralela o bien ahondar en un punto que dejaron de lado, en fin, y empiezo a darle vueltas en la cabeza. Si logro crear una historia interesante que durante 15 minutos esté dando vueltas en mi cabeza, lo traslado al papel, si no, lo desecho.

No se admiten más comentarios