Kokoro descubrió el Tesoro… para Ustedes

Kokoro en Magimundo

Kokoro en Magimundo

Estos días que estuvimos lejos de la computadora -ya saben por qué; y si no, acá está la historia- fue necesario ir al “mundo 1.0”. Salir al mundo real a caminar, leer libros en papel y contactar personas y aterrizar ideas que se habían quedado en el tintero por mucho tiempo.

Curiosamente, algunas ni siquiera eran mis ideas, pero resultaron ser buenas ideas. Allí hay que destacar que mi hijo #Clonzalo es el causante de una de ellas.

Resulta que él es cliente frecuente de la boutique “Kokoro“, ubicada dentro del espacio Magimundo del Fórum Buenavista. Si, de esos locales que están en el lobby de la estación, casi frente a los andenes. Allí se pueden encontrar artículos coleccionables -de videojuegos, series de anime y caricaturas “de culto”-. Clash Royale, Plants vs Zombies, Five Nights at Freddy’s entre otros. Y tazas, colguijes, aretes, relojes, cuadernos y libros. De hecho, llegamos por el diario original de Gravity Falls, que tienen disponible allí.

Pues #Clonzalo propuso que debíamos proponer que vendieran allí mis libros. “Tus personajes son como superhéroes y son mexicanos. De eso no tienen, Papá”. En alguna vuelta propusimos la idea y dijeron que si… pero se quedó en el tintero.

Kokoro acepta.

Pero estos días de temblor sin escuelas en que #Clonzalo tenía tiempo libre -y yo no tenía computadora para trabajar- me pidió ir a conocer la sala Junior del Cinépolis de Buenavista. Y fuimos. Pero… estaba cerrada, porque el techo se cayó y no estaba reparada.

En el regreso, pasamos nuevamente a Kokoro a ver si comprábamos algo… y volvió a salir la idea de ofrecer allí mis libros. Y me volvieron a decir que si. Quedamos que la siguiente vez que fuera, los llevaría.

Pues nada; ¿han visto el tesón y dedicación de un niño? El resto de la tarde fue cosa de -“¿Cuándo vas a llevar libros? Papá, ya te dijeron que si. ¿No vamos a ir?” -“Si hijo, al rato”. -“Papá, ¿ya es el rato?” -“Más al rato”. -“Si no quieres ir, yo los llevo”. Total, hasta que me hizo enojar con su insistencia… pero fuimos.

Al final, Mara en Kokoro estaba encantada con la idea de ofrecer el libro impreso. Acordamos un precio justo para todos, de manera que Ustedes ahorran doble respecto a comprarlo en Amazon: pagan menos, y no pagan envío. Además, pueden pagar con tarjeta de crédito o débito. Ahora, que si prefieren el e-book, sí les conviene en Amazon. Y… surgieron muuuuchas ideas más, que ya les iré contando.

Total, los que querían su libro ya lo pueden tener. Es el local de la derecha dentro de Magimundo, en el Lobby de Fórum Buenavista, frente a los andenes del Tren Suburbano. (También tienen el diario original de Gravity Falls, como lo dice la manta). Si lo quieren autografiado, van, lo pagan y dicen a nombre de quién, y típicamente antes de 24 horas lo dejo listo. Y, además, les tendremos muchas otras sorpresas. Estén pendientes…

¡Ah! Y, al final, mi promotor sí obtuvo un artículo coleccionable. A final de cuentas, logró empujar a un autor y a una empresaria a hacer un trato benéfico para los lectores. Primer paso de lo que viene…

Kokoro en Magimundo

Kokoro en Magimundo

 

No se admiten más comentarios