Libros, películas, cambio de hábitos…

Libros, películas...

Libros, películas…

¡Oh paradojas! A raíz de la última entrada en que comentaba que hubo molestia por dedicar una entrada entera a “publicitar” las visitas literarias (en particular la de este domingo), llegó un buen de comentarios -particularmente en redes sociales- sugiriendo que hablé más de libros y películas; y también que les comente sobre apps y otras maneras de ser más productivos. Vaya, que la retroalimentación gustó.

Y la gran paradoja es que parece que no he sido claro en mis cambios de hábitos. Es decir, sigo leyendo bastante… pero en todo el 2017 solo compré un libro impreso no vinculado a temas laborales. O si, en algún sentido: fue  “de qué hablo cuando hablo de escribir“, de  Murakami.  El chiste era ver por qué es un escritor tan leído… y tan poco premiado. Quería aprender de sus errores. (y, por cierto, presté el libro. En cuánto me lo regresen les preparo una reseña).

Libros

Lo que sucede es que me encontré la app Blinkist -de las que ya les había hablado en alguna ocasión-. Allí hay resúmenes de libros de no ficción (pueden ser ciencia, biografías, negocios, autoayuda) tanto en texto como en audio. La membresía básica es gratuita y deja leer un libro al día, seleccionado por los curadores de la lista. La opción de paga abre el catálogo completo, deja hacer anotaciones y enviar los resúmenes a la Kindle.

Desde que la uso, reviso al menos un libro al día -a veces más-  y es genial para ir en carretera, escuchando libros (en particular si los descargas antes) en aquellas zonas en que el radio no entra. Buena manera de aprovechar el tiempo.

Películas.

Confieso que  ya voy mucho menos al cine. La última película con mis hijos fue “Olé. El viaje de Ferdinand” a mediados de enero. Y esto ocurre en buena medida por sitios como Netflix, que permiten tener acceso a un catálogo on-line muy amplio. O Google Play, que permite tener estrenos en renta desde 15 pesos.

Y aunque la experiencia de ir al cine es otra cosa y vale la pena ver películas en la pantalla grande, también la comodidad y facilidad de ver “lo que quieras cuándo quieras” hace que sea más fácil desentenderte de salir para ir al cine o preocuparte de los horarios. A veces he empezado a ver películas a las once de la noche, sin temor de regresar a las 2:30 a casa.

Cambio de hábitos.

Como verán,  parte de los motivos ha sido un cambio de hábitos… del que tengo que platicarles pronto. Les recuerdo que, en esta entrada, la idea de modificar la manera en que uso el celular me ha ayudado a ser más productivo y exitoso. Y eso se aplica también en libros y películas. ¿Se imaginan leer 90 libros en 90 días… sin comprar ni uno solo? Es lo que he podido hacer con mis nuevos hábitos, y por ello se les recomiendo bastante usar Blinkist.

Imagen de hoy Alex Scarcella :: http://www.ccworld.it/ 

2 comentarios

  1. Buena recomendación la de Blinkist, gracias.

    • Y está genial. La selección grautita de hoy 14 de febrero es “las matemáticas del amor”. Es un buen servicio, y yo estoy feliz (mi record fueron 12 libros en un día, y un dolor de cabeza por 24 horas. XD ).

Deja un comentario