Los extras

Lo amo, pero debo dejarlo...

Lo amo, pero debo dejarlo…

ALgunas personas muy amables me han preguntado cuáles han sido los principales retos o dificultades adicionales de la dieta que tengo en este momento y de la que les he estado comentando en entradas como “Segundo reporte” y “El pan cansa“. Creo que las tres lecciones más importantes son estas:

  • El gluten me afecta. Aunque la hipótesis general del libro “Cerebro de pan” es que el gluten de trigo hace más daño que bien, he notado que en lo particular me hace mucho daño. Dolor de cabeza, inflamación eatomacal, dolor de articulaciones… de todo un poco. No sé cuánto es psicosomático y cuánto es real, pero de que comer trigo me pone mal, me pone mal.
  • El refresco me altera. Una de las cosas que dejé de lado fueron los refrescos. Tras hacerlo así, tomarme uno literalmente me tumbó: acabé en cama, con taquicardia y una “cruda” que duró medio día. Es que 30 gramos -ocho cucharadas- de azúcar de golpe es demasiado, y más tras cierta abstinencia. Lo importante es que, tras el incidente hice memoria: no era la única vez en que tomar refresco me hacia sentir mal. Por eso ahora tomo, si acaso, un trago de vez en cuándo.
  • Lo difícil es ser constante. De verdad que lo más complicado es pasar cada día por las tentaciones de hacer o dejar de hacer. ¿Una galleta? ¡Por qué no! ¿Dejar la caminata pendiente? Bueno, solo por hoy,,, Pero es la acumulación de los pequeños aciertos los que hacen los grandea cambios. Tal vez es la lección clave: no hay acción pequeña. Todo cuenta, a favor o en contra.

Por supuesto, que hay muchas lecciones más, como ciertos alimentos que me caen mal o cómo hacer un seguimiento puntual ayuda a no rendirse (se ve tan mal un día en que no se logró la meta, que te esmeras en cumplir aaí sea por 5 pasos más a las 11:57 de la noche).

Estas son las tres lecciones más importantes que podemos compartirles sobre eate tema. Pero estoy seguro que ustedes también tienen historias de éxito o consejos que nos quieren compartir, por lo que sus comentarios son bienvenidos.

Imagen de hoy por Robert Fornal via Compfight

2 comentarios

  1. Finalmente tienes que recordar que no llegaste hasta donde estas en un día, semana o mes. Te llevo años! El secreto del éxito es ser persistente y entender que no estás a dieta, estas cambiando tus hábitos, sin pequeños pasos pero constantes y en la dirección correcta. Sumados hacen la diferencia. Felicidades por comprometerte a cambiar.
    Saludos
    @rogaf

No se admiten más comentarios