Pequeños cambios que hacen grandes diferencias

Pequeños cambios

Pequeños cambios

Les aseguro que se sorprenderán cuando hagan pequeños cambios y estos generen un gran cambio acumulado en los resultados. Al menos, algo así me está pasando estos días. Bueno, no es algo totalmente nuevo: en 2015 les platiqué de cierto libro en “Consistencia y Apoyo“.

A todos nos ha pasado: empiezas hacer algo diferente, pero de manera constante y, al cabo de cierto tiempo, notas que el resultado final es bastante más grande, rápido y fuerte de lo que esperabas.

Esto tiene sentido porque los cambios son pequeños, pero pueden acumularse. Y al paso del tiempo hicieron un efecto grande, pero tan grande en el tiempo, que no lo hubieras pensado al empezarlo.

Pequeños cambios este fin.

Sin ir más lejos, este fin de semana empecé a hacer algunas cosas ligeramente distintas a lo que antes solía hacer. El resultado final fue sorprendentemente bueno. Algunos mini hábitos pueden parecer tan absurdos, como abrir una “galleta de la suerte” china y ver qué dice, y en su caso, hacerle caso.

En particular esta semana me sugirió que me tomara el fin de semana de descanso y haciendo cosas atípicas como para cambiar de aires, y a final de cuentas, funcionó. Confieso que tenía años que no me metía a la cama a las 5 de la tarde, me durmiera a las 11 de la noche para pararme a las 7 del siguiente día. Si, tenía algunos pendientes; pero ninguno urgente.

También me sugirió buscar un viejo discípulo y ver cómo le va. Una de las mejores charlas en mucho tiempo, que me recordó cuánto disfruto los momentos “ajá” (de descubrimiento) de mis alumnos. Así que volver a dar clases se planteó como una interesante opción.

Seguir estos consejo de la galleta causó que hiciera cosas distintas a lo que regularmente hago; y seguro que, con pequeños hábitos y tiempo, habrá grandes cambios.

Aunque los efectos fueron muy positivos, hay cosas que no avanzaron. Sigo atrasado con la meta de la novela del #NaNoWriMo (voy en poco más de 10,000 palabras; debería andar cerca de las 25,000). Aún no voy lo suficientemente rápido. Pero lo lograré a tiempo, estoy seguro.

Otras cosas, como conseguir un pequeño teclado bluetooth para escribir mucho más rápido desde el celular en cualquier lado y momento, implicaron un pequeño gasto en tiempo y dinero y un salto en productividad  (¿Alguien necesita uno? Avíseme. Está en menos de $400 y se los consigo).

¿Y luego?

El efecto neto de esos pequeños cambios es bastante positivo a unos días, espérense a ver el efecto acumulado. Estoy seguro que será bueno. Les aconsejo hacer pequeños cambios en su vida, pero manera constante y ver a dónde los llevan. Les aseguro que, como en mi caso, se pueden sorprender mucho.

Y por cierto, este es libro que les decía en “Consistencia y apoyo“, “Domina tu tiempo en 10 minutos al día“. Está disponible en Amazon. Lo escribió Michal Stawicki y lo tradujo… ¿Adivinen quién?:

Domina tu tiempo

Domina tu tiempo

Imagen de hoy Pere Ginard 

Deja un comentario