Abandono… No, no es eso. Aunque parezca.

Abandono

Abandono

Lamento haberles dado una impresión errónea. Este blog parece vivir en un estado de abandono total. Aunque la verdad es que no es del todo cierto. Vaya, que si he dejado de publicar tres veces a la semana. Que ya no hay “frases famosas”. Que la semana anterior ni siquiera salió el Boletín semanal…

Bueno, aunque me duela admitirlo, esto si parece síndrome de abandono. Como cuándo un campo se deja de cultivar. Cuándo la falta de mantenimiento es evidente. Pareciera que los grafitti se acumulan uno sobre otro, y a nadie le importa. Y los vidrios se rompen sin reemplazo. Los departamentos siempre obscuros son cada vez más. Y si, ese aire de “aquí no vive nadie” se adueña de todo.

No hay tal abandono.

La verdad es que si, esto parece cada vez más tierra de nadie. Apenas una actualización a la semana, y no ciertamente las mejores. Aunque hay motivos detrás, igual y no he sido lo suficientemente claro:

1.- Como algunos recordarán de redes sociales, a principios de mes abrieron mi vehículo y sacaron mi ropa, computadora, un borrador impreso de una novela que estaba corrigiendo y el pago de cuatro días de “trabajo viajero”. Todo ello cuándo estaba de viaje.

2.- Por supuesto, eso implicó desde comprar ropa nueva -calzones, camisas y pantalones- hasta adquirir y configurar nuevo equipo de cómputo. Pero también, aceptar más proyectos que por tiempo me había negado.

¿Por qué calzones y pantalones? Simple: recuerden que estoy en un proceso de cambio de dieta; y la drástica bajada de peso me tenía en ese limbo: lo viejo ya no te queda porque flaco y lo muy viejo aún no te queda porque aún gordo. Así que la ropa óptima iba en la maleta robada.

¿Por qué nuevo equipo? Ustedes saben: para quienes vivimos del mundo de la información, sin computadora no hay trabajo. Así es esto. Pero cosas tan simples como entrar a un sitio se complican porque “nada está configurado”.

Pero eso no es todo…

3.- Obvio, asumir los gastos extra implica aceptar proyectos extra. Y algunos que implican de tres a cinco horas extra de manejar por día (no a diario, al menos). Pero si, pasé de trabajar en mi SOHO (Small Office Home Office) a conmutar dos o tres ciudades adelante de dónde radico. Y eso toma tiempo.

4.- Si, está padre y me gusta. Pero… es menos tiempo para atender todo. Hay cosas que se complican. Y, por supuesto, el blog sufre de algo de abandono.

5.- Porque, no lo olviden, también es el NaNoWriMo: el mes nacional de escritura de novelas. Este mes toca hacer el borrador de la siguiente. Aunque con las restricciones de tiempo, voy colgado en esto también.

6.- Además, ya les había dicho: Este NaNoWriMo voy de Municipal Liaison. Eso quiere decir que mucho del tiempo disponible para ese proyecto se utiliza en preparar eventos grupales y en atender dudas de participantes, en vez de escribir directamente. Si, estoy feliz, pero si, estoy presionado.

¿Y el proyecto, apá?

Pues… No les voy a contar todavía. Excpeto dos cosas: la editora me insite en que me apure en mandárselo, porque está intrigadísima con lo poco que ha visto de él. Y que es un ejercicio literario y creativo mucho más complicado y arriesgado de lo que he hecho hasta ahora.

Recuerden que están a tiempo de sumarse al proyectode dos formas: como donantes -y con mención en los  agradecimientos del libro por ello- aportando lo que quieran y puedan a través de mi PayPal.me (puede ser el monto que quieran, pero con donativos desde $250 recibirán el libro impreso cuándo se publique) o como lectores beta, en el entendio que el texto se empezará a rolar el 1 de diciembre para sus comentarios, y también aparecen en los agradecimientos. Y si quieren y pueden, ambos roles están disponibles.

(No olviden que su donativo me ayuda a reponerme de las pérdidas materiales del robo. Sin duda, se agradece ahora más que nunca).

Bueno, confío que la agenda y las rutinas están bajo control, y aunque sigo encontrándome desagradables sorpesas a ratos -datos faltantes, configuraciones erróneas, correo spam que me ha llegado 26 veces porque no se borra bien-, allí vamos. Así que nos veremos lunes, miércoles y viernes en Dichos y Bichos.

¿Un donativo con libro incluído?
Bienvenido aquí vía PayPal.

Imagen de hoy AlejandroAndres 

Deja un comentario